1925 y la campaña, millones que ahora viven no moriran jamas.

Justo al terminar la desilusión de 1914 y sus esperanzas fracasadas de ir al cielo y el fin del mundo, que después aplazaron a 1915, de nuevo encontramos a la sociedad Watch Tower vendiendo humo, en esta ocasión con una nueva fecha para el fin del mundo y una frase: “millones que ahora viven no morirán jamás” como todos ya sabemos, ni lo que profetizaron para 1925 se cumplió, ni quedan ya los millones que dijeron en 1918 que no morirían jamás, el examinar lo que escribieron y sus expectativas, así como las consecuencia en muchos de los creyentes de estas falsas predicciones, debería despejar dudas sobre esta secta mentirosa.

A continuación, leeremos varias de las afirmaciones que se hicieron en el folleto escrito por J.F. Rutherford, que fueron la base de toda esta mentira.

Pág. 11 Folleto

Que dentro de un definido perio­do de tiempo el viejo orden será completamente erradica­do y el nuevo orden estará en completo dominio; que estas cosas tomarán lugar dentro del tiempo de la presen­te generación y que por lo tanto hay millones de gente ahora viviendo en la tierra que las verán tomar lugar,a quienes será ofrecida vida eterna y quienes, si la aceptan sobre los términos ofrecidos y obedecen esos términos, no morirán jamás.

Pág. 72 Folleto

Un simple cálculo de estos jubileos nos hace arribar al importante hecho que anotamos en seguida: Setenta jubileos de 50 años cada uno serian 3500 años. Al comenzar a contarse ese período 1575 años antes del año 1 Era Cristiana, de necesidad terminaría en el otoño de 1925, a cuyo tiempo cesa el tipo y debe comenzar un gran prototipo. ¿Qué podremos entonces esperar? En el tipo se llevaba a efecto una plena restauración; por lo tanto, el gran prototipo debe marcar el comienzo de la restauración de todas las cosas. Lo más indispen­sable de entre las cosas que deben ser restauradas, es la vida a la raza humana, y como quiera que hay varias ci­tas que sin lugar a duda indican la resurrección de Abra­ham, Isaac, Jacob y otros fieles de tiempos antiguos, y que estos gozarían del primer favor,podemos esperar que el año de 1925 presenciará el regreso de estos fieles, saliendo de la tumba plenamente restaurados a la perfec­ción humana y constituyéndoseles en representantes legales, y visibles, del nuevo orden de cosas en la tierra.

Pág. 73 Folleto

Por lo tanto, podemos confiadamente, esperar que 1925 mar­cará el regreso de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles.

Pág. 75 Folleto

Las Escrituras muestran claramente que ese tiempo de bendición será precedido por un gran tiempo de an­gustia. Esta angustia ya está en el mundo.

Pág. 80 Folleto

Basados sobre el argumento que hasta aquí hemos pre­sentado,o sea el de que el viejo orden de cosas, el viejo mundo, está terminando y siendo hecho a un lado; que el nuevo orden de cosas está siendo introducido, y que 1925 presenciará la resurrección de los antiguos Patriarcas y Profetas y el comienzo de la reconstrucción, es ra­zonable la conclusión de que millones de gente que ahora están en la tierra aún se encontrarán en ella en 1925. Luego, fundándonos en las promesas presentadas en la Palabra Divina, tenemos que llegar a la positiva e indis­putable conclusión de que millones que ahora viven no morirán jamás.

Además se dieron cientos de conferencias en salas alquiladas por todo el mundo, se anunciaron en periódicos estas conferencias y se hizo una campaña mundial, se vendieron millones de esta publicación, se obtuvieron millones de dólares y miles de engañados entraron en la organizacón Watch Tower como veremos en las citas a continuación de sus publicaciones, con las consecuencias negativas que ellos mismos reconocen.

1925 Y los millones que jamás morirían.

Jv (Proclamadores)  cap. 22 págs. 425-426 Parte 2— Testigos hasta la parte más distante de la Tierra

Un tema intrigante

¡Qué mensaje tan emocionante proclamaron: “Millones que ahora viven no morirán jamás”! Este había sido el tema de un discurso que el hermano Rutherford había pronunciado en 1918 y el título de un folleto publicado en 1920. De 1920 a 1925 se presentó este mismo discurso en reuniones públicas una y otra vez en más de treinta idiomas en todos los lugares del mundo donde había discursantes.

Los hermanos anunciaron los discursos en los periódicos y mediante carteles. El tema era intrigante. Tan solo en Alemania, el 26 de febrero de 1922 más de 70.000 personas estuvieron presentes en 121 locales. Era bastante frecuente que a un solo discurso asistieran miles de personas. En Ciudad del Cabo (Sudáfrica), por ejemplo, 2.000 personas se reunieron en la Opera House para escuchar la conferencia. En el auditorio de la universidad de la capital de Noruega, se ocuparon todos los asientos y hubo además tantas personas que no consiguieron entrar, que hora y media después se repitió el programa, y de nuevo el local se llenó por completo.

Richard Heide, de Klagenfurt (Austria), le dijo a su padre: “Voy a escuchar ese discurso sin importar lo que diga la gente. Quiero saber si son patrañas o si es verdad”. El discurso le causó una honda impresión, y en breve tanto él como su hermana y sus padres empezaron a hablar a otros de lo que habían oído.

Mío, Hoy ya se sabe que eran patrañas, por tanto este joven y su familia fueron engañados.

yb73 (Anuario 1973) págs. 108-109 Las Islas Británicas

ANUNCIANDO ESPERANZA PARA MILLONES

 El 25 de agosto de 1920 el presidente Rutherford y otros de Brooklyn comenzaron una gira de pronunciar conferencias en la Gran Bretaña. El discurso público se intitulaba “Millones que ahora viven no morirán jamás.” De arriba a abajo por el país la respuesta del público se manifestó por salones atestados, reuniones en lugares extras y miles que se quedaban sin poder entrar. Esta conferencia fue el punto culminante de una asamblea de cuatro días en Londres, donde los hermanos distribuyeron más de 400.000 hojas sueltas para una reunión cuya concurrencia sobrepasó la capacidad del Royal Albert Hall.

 En 1922 el hermano Rutherford hizo otra gira por Inglaterra para presentar de nuevo la conferencia “Millones que ahora viven no morirán jamás,” y de nuevo a auditorios que llenaban por completo los salones. En 1925 en asambleas celebradas durante abril y mayo, se utilizaron los mismos salones y de nuevo se llenaron rápidamente, y, en muchos casos hubo que pedirles a las muchedumbres extras que se fueran. Para fines de aquel año de 1925 había 355 congregaciones en la Gran Bretaña y 167 repartidores de tiempo cabal además de 96 obreros de tiempo parcial, entonces conocidos como “auxiliares.”

Siguiendo el ejemplo puesto por el hermano Rutherford hubo oradores que viajaron por todo el país pronunciando el mismo discurso, “Millones que ahora viven no morirán jamás,” en cines, salones y cualesquiera otros lugares de reunión que se pudieran alquilar. La publicidad en gran escala en periódicos y tratados y cartelones atrajo la atención del público. Los hermanos alquilaban un salón, a veces en un distrito rural, anunciaban intensamente la reunión, daban la dirección, y entonces trabajaban el territorio con el libro Millones que ahora viven no morirán jamás. Para el primer año de la campaña se imprimieron un cuarto de millón de libros y se pronunciaron conferencias a centenares de miles de personas. Pocas declaraciones de cualquier tiempo han hecho mayor impacto en la mente del público que la confiada declaración de que “Millones que ahora viven no morirán jamás.”

  *** yb89 págs. 73-74 Austria ***

Más o menos para ese tiempo, un Estudiante de la Biblia alemán dejó un folleto a un matrimonio que vivía en Linz, en la parte septentrional del país. El folleto se titulaba Millones que ahora viven no morirán jamás. Después de leerlo, se lo prestaron a un amigo suyo, un granjero llamado Simón Riedler, y le dijeron: “Está escrito en un estilo sensacionalista”. Así que Simón Riedler le echó una ojeada con ciertos prejuicios. “Seguramente no son más que tonterías”, se dijo.

Sin embargo, lo leyó una segunda vez, y después, una tercera. ¿Llegaría a apreciar finalmente las gemas de la verdad que se hallaban en este folleto?

 *** yb89 pág. 75 Austria ***

Se presta atención a un discurso memorable

A finales del otoño de 1921, en el espacioso Sofiensäle de la pintoresca ciudad de Viena se presentó una conferencia con un tema cautivador: “Millones que ahora viven no morirán jamás”. La reacción al mensaje fue muy diferente de la que el hermano Russell había encontrado hacía diez años.

Concerniente a aquella reunión, un informe explicó: “El mensaje tuvo un gran impacto. El anuncio causó bastante expectación y dio lugar a muchos comentarios en las calles aun antes de que comenzara la reunión. Mucho antes de que diera comienzo la conferencia, la sala ya estaba atestada y las puertas se habían cerrado. Hubo que despedir a centenares de personas. La muchedumbre escuchó con intensa atención el maravilloso mensaje acerca del establecimiento del Reino de Dios y la consoladora promesa bíblica de que millones que ahora viven no tendrán que morir”. Aquella noche se distribuyeron 2.100 folletos Millones, y 1.200 personas dieron su dirección para que se les pudiera visitar.

Mío, “Discurso memorable” venta de miles de folletos, miles de personas engañadas en una sola noche, presentan la historia incitando al lector a ver como gran acontecimiento, lo que fue una estafa magnifica.

*** yb94 págs. 76-77 Grecia ***

Cuando se quiso presentar el discurso “Todas las naciones marchan al Armagedón, pero millones que ahora viven no morirán jamás”, la pequeña congregación de Atenas entró en acción. El Ayuntamiento permitió el uso gratis del Teatro Municipal de Atenas. El periódico Athina anunció el discurso con grandes titulares. El hermano Karanassios pronunció el discurso en un teatro atestado, y lo repitió en la Sala Odeón, en la calle Phidiou. Muchos obtuvieron el folleto Millones que ahora viven no morirán jamás.

 *** yb75 pág. 127 Estados Unidos de América (Parte 2) ***

LA “CAMPAÑA DE LOS MILLONES”

Una nueva actividad de predicación contribuyó a la obra de hacer discípulos en aquellos días… la “Campaña de los Millones.” Era la distribución del libro de 128 páginas Millions Now Living Will Never Die [Millones que ahora viven no morirán jamás], colocado a la gente por una contribución de 25 centavos de dólar el ejemplar.

Mío, En una palabra vendían mentiras como churros.

Mirando al pasado, Lester L. Roper dice: “Entonces me llegó el tiempo para pronunciar un discurso público sobre el tema ‘Levanten un estandarte para el pueblo, millones que ahora viven que jamás morirán.’ Yo estaba acostumbrado a tratar con el público, pero aquello era diferente. Me imaginaba que el piso se levantaría y me daría en la cara en cualquier momento. Y supongo que aquello sí requería fortaleza interna, puesto que entonces había solo un número muy pequeño de personas en la verdad en todo el mundo… ¡y decirles que ‘Millones que ahora vivían jamás morirían’!”

Mío, Le daba vergüenza hacer este discurso, porque decir lo que dijeron requería una cara dura espectacular.

 *** jv cap. 7 pág. 76 ¡Anuncien al Rey y el Reino! (1919 1941) ***

En aquel tiempo se creía que hombres fieles de la antigüedad, como Abrahán, José y David, serían resucitados antes del fin de este sistema de cosas y serían “príncipes en toda la tierra”, en cumplimiento de Salmo 45:16. En 1950 se ajustó este punto de vista, cuando estudios más profundos de las Escrituras indicaron que aquellos antepasados terrestres de Jesucristo serán resucitados después del Armagedón. —Véase “La Atalaya” del 15 de mayo de 1951, páginas 303-306.

 Mío, Se construyó una mansión, que serviría para alojar a dichos príncipes: Beth-Sarim (Casa de príncipes) pero que solo alojo a Rutherford.

 jv cap. 12 pág. 163 La gran muchedumbre, ¿vivirá en el cielo, o en la Tierra?

Al terminar los Tiempos de los Gentiles, pensaron que el tiempo de la restitución estaba muy cerca; por eso, desde 1918 hasta 1925 proclamaron: “Millones que ahora viven no morirán jamás”. Sí, entendían que la gente que vivía entonces —la humanidad en general— tenía la oportunidad de sobrevivir hasta el mismo tiempo de la restitución, y que entonces se la educaría en los requisitos de Jehová para obtener la vida. Si eran obedientes, alcanzarían poco a poco la perfección humana. Si resultaban ser rebeldes, con el tiempo serían destruidos para siempre.

 Ws 15/11/55 pág. 698, en ingles Comentario de Nork.

Aumentando su interés en ellos, Jehová hizo que se predicara desde 1918 el brillante mensaje público: “Millones que ahora viven no morirán jamás”

 *** w10 15/2 págs. 15-18 párr. 8 “El espíritu y la novia siguen diciendo: ‘¡Ven!’” ***

8 Los cristianos ungidos están transmitiendo esta invitación desde 1918. Aquel año presentaron el discurso “Millones que ahora viven quizás nunca mueran”, el cual indicó que muchas personas vivirán en una Tierra paradisíaca después del Armagedón.

 ¿Qué puntos hemos aprendido?

• ¿Por qué decimos que esta invitación tiene su origen en Jehová?

Mío, Aquí cambian el titulo del discurso por qué sería demasiado evidente la pifia, donde dijeron no morirán, ahora dicen quizás nunca mueran. Según ellos escriben, Dios mismo fue el responsable de la mentirosa y fracasada campaña de 1925 y los millones que no morirían jamás y ya han muerto, también el Espíritu santo y la novia son los promotores de estos anuncios falsos, a los que ellos llaman: “BRILLANTE MENSAJE PUBLICO”

 w09 15/7 pág. 24 Llevo noventa años teniendo muy presente a mi Magnífico Creador

Unos meses antes nos habíamos mudado cerca de la ciudad escocesa de Glasgow. Por aquellos días, mi padre asistió a un discurso titulado “Millones que ahora viven no morirán jamás”. Lo que escuchó cambió su vida por completo. Mis padres comenzaron a estudiar la Biblia y solían tener largas conversaciones sobre el Reino de Dios y sus bendiciones. ¡Cuánto me alegro de que me enseñaran a amar a Dios y a confiar en él! (Pro. 22:6.)

 *** w09 15/8 pág. 16 párr. 17 La vida eterna en la Tierra: resurge la esperanza***

 De 1918 a 1925, los siervos de Jehová de todo el mundo presentaron en más de treinta idiomas el discurso “Millones que ahora viven no morirán jamás”,

 Mío, ¿Resurge la esperanza? Sin comentarios.

 *** w01 15/5 pág. 14 “¡He aquí la grande muchedumbre!” ***

..el discurso público “Millones que ahora viven no morirán jamás”, que pronunció el pueblo de Jehová entre 1918 y 1922.

 *** w01 1/8 pág. 24 Me siento feliz con mis gratos recuerdos ***

El discurso bíblico “Millones que ahora viven no morirán jamás” resultó en un testimonio oportuno en nuestro extenso territorio.

Mío, ¿Testimonio oportuno? O ¿mentira inoportuna pero interesada?

 *** w98 1/5 pág. 26 Un cambio de asignación a los 80 años ***

En 1925, cuando tenía 14 años, alguien metió por debajo de la puerta un tratado en el que se nos invitaba a un discurso público en el ayuntamiento de West Ham. Mi madre y una vecina decidieron asistir, y mi hermana y yo las acompañamos. El discurso, “Millones que ahora viven no morirán jamás”, sembró las semillas de la verdad bíblica en el corazón de mamá.

Mío. “Semillas de la verdad” Este discurso no pudo hacer eso, pero si sembrar semillas de esperanzas falsas y engañosas en los que lo creyeron.

 *** w95 15/2 pág. 8 párr. 2 Habrá una resurrección de justos ***

Pues bien, en los años veinte la Sociedad Watch Tower proclamó el mensaje “Millones que ahora viven no morirán jamás”.

 w94 1/4 págs. 20-21 Una vida rica y recompensadora en el servicio a Jehová

El Anuario de los testigos de Jehová de 1990 cuenta que contrató a unos hombres para pintar las palabras “Millones que ahora viven no morirán jamás” en una pared exterior de su casa de dos pisos. El texto tenía el suficiente tamaño como para que se pudiera leer bien desde los trenes que pasaban velozmente por delante.

Mío, ¿No prueba esto que los que creyeron esta campaña no lo veían como solo una posibilidad?

 *** w90 15/9 pág. 17 párr. 6 ¡Bendiga el santo nombre de Jehová! ***

6 También debemos dar a conocer celosamente la gloria de la gobernación real de Dios. Tal celo por el servicio del Reino se hizo patente cuando en 1922 J. F. Rutherford, entonces presidente de la Sociedad Watch Tower, se dirigió a los que estaban presentes en la asamblea de Cedar Point, Ohio, y dijo: “Desde 1914 el Rey de gloria ha tomado su poder […] El reino del cielo se ha acercado; el Rey rige; el imperio de Satanás está cayendo; millones que ahora viven jamás morirán. ¿Creen ustedes esto? 

 Mío, Hasta aquí hemos visto como se desplegó una campaña mundial en torno a 1925 y la frase “millones que ahora viven no morirán jamás, ahora veamos qué pasó al expirar la fecha prevista y como esto afectó a muchos, que creyeron en lo que Rutherford predijo.

 *** jv cap. 7 pág. 78 ¡Anuncien al Rey y el Reino! (1919 1941) **“No solo en nuestros días ha habido esperanzas no realizadas”

En 1920 el folleto Millones que ahora viven no morirán jamás dijo lo siguiente: “Podemos confiar en que en 1925 regresen [de entre los muertos] Abrahán, Isaac, Jacob y los profetas fieles del pasado […] a una condición de perfección humana”. No solo se esperaba que en 1925 se produjera la resurrección de hombres fieles del pasado; algunos esperaban también que los cristianos ungidos recibirían su recompensa celestial en aquel año.

Transcurrió el año 1925. Algunos abandonaron su esperanza. Pero la gran mayoría de los Estudiantes de la Biblia permaneció fiel. “Nuestra familia —explicó Herald Toutjian, cuyos abuelos paternos habían llegado a ser Estudiantes de la Biblia a principios de siglo— reconoció que no solo en nuestros días ha habido esperanzas no realizadas. Los apóstoles mismos esperaron cosas que no se realizaron. […] Jehová merece nuestro servicio leal y nuestra alabanza, sea que recibamos o no la recompensa final.” (Compárese con Hechos 1:6, 7.)

Mío, “PODEMOS CONFIAR” Confianza que no se realizó, justificándose dicen que también los apóstoles esperaron cosas que no se realizaron, ¿predicaron los apóstoles fechas falsas? ¿Promovieron ellos mentiras? ¿Enviaron cartas a las congregaciones con doctrinas y profecías erradas? Querer comparar su proceder con el de los apóstoles, es, no solo un insulto para toda persona inteligente, también es una falta de respeto a los apóstoles y a Dios mismo, no han dado la más mínima sensación de asumir su responsabilidad ante tantas personas a las que engañaron, ni han pedido perdón por el dinero que ingresaron contando mentiras tan descaradas. En Hechos 1:6,7 que ellos citan como fuente bíblica para probar su afirmación, solo vemos que los apóstoles preguntaron a Jesús sobre la restauración del reino de Israel pero eso nada tiene que ver con una campaña mundial con miles de discursos y la venta de millones de folletos asegurando lo que ellos dijeron que era algo en lo que se “Podía confiar”. Terminar con la frase Jehová merece nuestro servicio leal es una clara desviación del asunto, ningún cristiano pone en duda que Jehová merece tal cosa, lo que está en cuestión es si la Watch Tower merece ser tenida por fidedigna o no, el abandono de la secta no convierte a alguien en desleal a Dios, sino todo lo contrario, si una religión ha dado muestras de ir más allá de las cosas escritas y a predicado un evangelio falso, es la obligación del cristiano abandonarla porque tal organización es maldita según la Biblia: Gálatas 1:8.9 8 Sin embargo, aunque nosotros o un ángel del cielo les declarara como buenas nuevas algo [que fuera] más allá de lo que nosotros les declaramos como buenas nuevas, sea maldito. 9 Como hemos dicho más arriba, también vuelvo a decirlo ahora: Sea quien sea que les esté declarando como buenas nuevas algo más allá de lo que aceptaron, sea maldito. ¿Predico la Watch Tower unas buenas nuevas que fueron más allá de lo que debían y de lo que los apóstoles habían predicado? Esa es la verdadera cuestión. NADIE PUEDE LEGITIMAMENTE NEGAR QUE SI LO HIZO.

 *** w85 1/3 pág. 28 ‘Jehová me ha tratado recompensadoramente’ ***

Respecto a sus declaraciones erróneas en cuanto a lo que podíamos esperar en 1925, él en cierta ocasión admitió ante nosotros en Betel: “He hecho el ridículo”.

Mío, Pero no fue lo suficiente humilde y valiente como para hacer público su reconocimiento de ridículo, antes bien se justificó, y dijo que solo era una opinión expresada, como toda persona de catadura moral baja, no asumió las consecuencias de sus actos.

 yb80 págs. 61-62 Francia

Aquel mismo año de 1925 encendió dificultades aún mayores dentro de la organización. El libro Millones que ahora viven no morirán jamás se había usado extensamente en el campo francés desde el 1921, y, por su contenido, se esperaba mucho del año 1925. Pero cuando 1925 vino y pasó sin que acontecieran las cosas que se esperaban, personas del exterior que habían leído aquel libro se burlaron de los hermanos. El hermano Jules Anache, de Sin-le-Noble, escribe: “Nuestros enemigos se burlaban de nosotros y escribían artículos, uno de los cuales se intituló ‘Millones que ahora viven jamás morirán si toman las píldoras Rosadas,’ refiriéndose a un remedio que era popular en aquel tiempo.”

Peor aún, la fe de algunos hermanos mismos fue sacudida. Algunos esperaban ir al cielo aquel año. Esto produjo sacudidas y separaciones en las congregaciones, particularmente en Alsacia. La hermana Zimmermann escribe: “Las esperanzas sin base causaron grandes pruebas. Muchos cedieron.”

Una indicación de esta situación que significaba una prueba se dio en la reunión para contestar preguntas que celebró el hermano Rutherford ante la asamblea de Basilea, Suiza, que se celebró del 1 al 3 de mayo de 1926. El informe de esta asamblea declaró:

  “Pregunta: ¿Han regresado los hombres fieles de la antigüedad?

  “Respuesta: Ciertamente no han regresado. Nadie los ha visto, y sería insensato hacer tal anuncio. En el libro ‘Millones’ se declaró que sería razonable esperar que regresaran poco después de 1925, pero esto fue simplemente una opinión expresada.”

Se había cometido un error, pero, como declaró el hermano Rutherford, esto no era razón para dejar de servir al Señor. Sin embargo, algunos dejaron de servir, y por eso aquel período señaló más sacudidas examinadoras en el campo francés. Las cifras que se publicaron en La Atalaya francesa muestran que en 1925 hubo 93 personas presentes en la Conmemoración de la muerte de Cristo en la congregación de Mulhouse en Alsacia Lorena, mientras que en 1927 la concurrencia a la Conmemoración había bajado a 23.

 Mío, Se había cometido un error dice Rutherford, no, no fue solo un error, fue una falsa profecía en el más amplio sentido de la palabra: Deuteronomio 18:22(BAD) Si lo que el profeta proclame en nombre del Señor no se cumple ni se realiza, será señal de que su mensaje no proviene del Señor. Ese profeta habrá hablado con presunción. No le temas.

 *** w93 1/11 págs. 11-12 párr. 18 Los días proféticos de Daniel y nuestra fe ***

18 A pesar de los sucesos significativos ocurridos en 1922, parece ser que algunos todavía añoraban el pasado. Los tomos de Estudios de las Escrituras, redactados por C. T. Russell, aún se utilizaban como información fundamental para estudiar la Biblia. Además, el folleto Millones que ahora viven no morirán jamás, que alcanzó amplia circulación, presentó la idea de que en 1925 empezarían a cumplirse los propósitos de Dios respecto a que la Tierra volvería a ser un Paraíso y los fieles de la antigüedad serían resucitados. Parecía que los ungidos pronto no tendrían que aguantar más. Sin embargo, algunos Estudiantes de la Biblia no se sentían impulsados a hablar de las buenas nuevas a otras personas.

 *** jv cap. 28 pág. 632-33 Pruebas y zarandeos desde el interior ***

En su discurso “Millones que ahora viven no morirán jamás”, pronunciado el 21 de marzo de 1920 en el “Hippodrome”, un teatro de la ciudad de Nueva York, el hermano J. F. Rutherford centró la atención en el año 1925. ¿Sobre qué base parecía significativo? Un folleto publicado aquel mismo año de 1920 indicó que si se calculaban 70 Jubileos completos desde la fecha en que, según se creía, Israel había entrado en la Tierra Prometida (en vez de contar desde después del último Jubileo típico anterior al destierro en Babilonia hasta el principio del año del Jubileo que concluye el ciclo quincuagésimo), se llegaría al año 1925. Tomando como base lo que decía el folleto, muchos creyeron que quizás los restantes del rebaño pequeño recibirían su recompensa celestial para 1925. También se relacionaba dicho año con la esperada resurrección de los siervos fieles de Dios de antes del cristianismo para que sirvieran en la Tierra como representantes principescos del Reino celestial. Si aquello realmente sucedía, querría decir que la humanidad habría entrado en una era en que cesaría el dominio de la muerte, y millones de personas que entonces estuvieran vivas podrían esperar permanecer en la Tierra sin morir jamás. ¡Qué feliz perspectiva! Aunque era una perspectiva equivocada, la comunicaron a otros con gran entusiasmo

 Después de 1925 se registró un descenso espectacular en la asistencia a las reuniones en algunas congregaciones de Francia y Suiza. También en 1975 hubo desilusión cuando las expectativas sobre el comienzo del Milenio no se realizaron. Como resultado, algunos se apartaron de la organización. Otros fueron expulsados por tratar de subvertir la fe de sus compañeros. No cabe duda de que la desilusión en cuanto a la fecha fue un factor importante, pero en algunos casos la raíz del problema era más profunda. Ciertos individuos también arguyeron en contra de la necesidad de participar en el ministerio de casa en casa. Algunos no se conformaron con simplemente seguir su propio camino, sino que agredieron a la organización con la que se habían asociado y se valieron de la prensa y la televisión para exponer en público sus puntos de vista. No obstante, el número de desertores fue relativamente pequeño.

 Mío. Causa aturdimiento como tuercen la verdad y pintan como malos a los que al descubrir que todo lo que habían enseñado y predicho había resultado falso procedieron decentemente a desenmascarar sus mentiras. Deuteronomio 18:22(BAD) Si lo que el profeta proclame en nombre del Señor no se cumple ni se realiza, será señal de que su mensaje no proviene del Señor. Ese profeta habrá hablado con presunción. No le temas.

 *** yb94 págs. 187-189 Polonia ***

El cisma de 1925

Aunque después de la I Guerra Mundial el hermano Kasprzykowski había realizado servicios valiosos en favor de los hermanos, posteriormente su orgullo se convirtió en un obstáculo que no pudo superar. Su resentimiento ante el consejo fue indicio temprano de una soberbia que lo transformó después en franco opositor de los hermanos. Cuando La Atalaya empezó a hacer hincapié en la responsabilidad individual de predicar las buenas nuevas, los que querían ser únicamente oidores le prestaron atención.

Por un tiempo la congregación de Varsovia se reunió aparentando estar unida, pero la fractura era patente. La escisión se produjo en la Conmemoración de 1925. De unos trescientos hermanos, solo treinta se mantuvieron leales a la Sociedad.

La división se propagó enseguida a las demás congregaciones. De ciento cincuenta hermanos que había en Lódź, nada más tres varones y seis mujeres continuaron reuniéndose fielmente para estudiar la Palabra de Dios con la ayuda de las publicaciones de la Watch Tower. Además, participaban en el servicio del campo dando buen uso a la revista The Golden Age (hoy ¡Despertad!), que empezó a imprimirse en polaco ese mismo año.

Pero los problemas no terminaron allí. En todo el país había hermanos cuyos motivos para servir a Dios habían sido influidos en gran manera por la idea de que recibirían la herencia celestial a más tardar en 1925. Pasado ese año, muchos se debilitaron espiritualmente y otros se apartaron. En ese período hubo varios grupos empeñados en conseguir el control de las congregaciones, o al menos debilitarlas. Tres de estos grupos opositores subsisten hasta el día de hoy.

*** yb87 págs. 131-132 Suiza y Liechtenstein ***

PRUEBAS SEVERAS DURANTE 1925

El año 1925 comenzó de manera muy prometedora con el nuevo hogar Betel y la fábrica en Berna. Los hermanos estaban contentos y se les estimuló a seguir adelante con la obra. Sin embargo, algunos de ellos tenían sus propias convicciones personales con respecto al año 1925. ¿Se dejarían amonestar por los comentarios que aparecieron en La Torre del Vigía, en inglés, del 1 de enero de 1925? En ella se daba la siguiente advertencia:

“El año 1925 está aquí. Los cristianos han estado esperando con gran expectación este año. Muchos han contado confiadamente con que todos los miembros del cuerpo de Cristo serán cambiados a gloria celestial durante el año. Esto puede que suceda, o puede que no. A su debido tiempo Dios cumplirá sus propósitos concernientes a su propio pueblo. Los cristianos no deberían estar tan profundamente preocupados acerca de lo que pueda ocurrir durante este año que dejen de hacer gozosamente lo que el Señor les ha dicho que hagan.”

 *** yb86 pág. 116 Países Bajos ***

PRUEBAS DE LEALTAD SUPONEN UNA CRIBA

Jehová ha permitido que Sus siervos entiendan de manera progresiva Sus propósitos. Como se declara en Proverbios 4:18: “La senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido”. El propósito de Jehová no cambia, pero el entendimiento de Sus siervos en cuanto a dónde y cómo se realizará este propósito puede necesitar ajustarse a medida que la luz va haciéndose más brillante. Es posible que tales cambios resulten en severas pruebas de lealtad. Eso fue lo que sucedió en 1925. En aquel tiempo hubo algunos que se separaron de la congregación, asociándose al principio como un grupo algo disgregado, pero yéndose luego cada uno por su camino. Hubo quienes llegaron a decir: “Si lo que esperamos no viene en 1925, entonces echaré mi Biblia al fuego”. Obviamente habían perdido de vista cuáles eran las verdaderas cuestiones, estaban cansándose de su servicio a Dios y se interesaban más en recibir enseguida su propia recompensa que en ayudar a otros a beneficiarse de las provisiones amorosas de Dios.

 *** yb75 pág. 146 Estados Unidos de América (Parte 2) ***

‘ENSEÑADOS POR JEHOVÁ’

Jehová ciertamente bendijo a su pueblo allá en los años veinte y les suministró las cosas que necesitaban para dar adelanto a los intereses del Reino. También demostró que era un Dios de revelación progresiva. Los Estudiantes de la Biblia, en cambio, vieron que les fue necesario ajustar su pensar hasta cierto grado. Pero agradecieron la guía de Dios y estuvieron dispuestos a ser ‘enseñados por Jehová.’—Juan 6:45; Isa. 54:13.

Por ejemplo, el pueblo de Dios tuvo que ajustar su manera de pensar acerca de 1925. Se habían cifrado expectativas de restauración y bendición en ese año debido a que ellos creían que ese año señalaría el fin de setenta jubileos de cincuenta años cada uno desde que los israelitas entraron en Canaán. (Lev. 25:1-12) A. D. Schroeder dice: “Se pensaba que entonces el resto de seguidores ungidos de Cristo se iría al cielo para ser parte del Reino y que los hombres fieles de la antigüedad, como Abrahán, David y otros, serían resucitados como príncipes para encargarse del gobierno de la Tierra como parte del reino de Dios.”

El año de 1925 vino y pasó. Los seguidores ungidos de Jesús todavía estaban en la Tierra como clase. Los hombres fieles de la antigüedad —Abrahán, David y otros— no habían sido resucitados para llegar a ser príncipes en la Tierra. (Sal. 45:16) Por eso, según recuerda Anna MacDonald: “1925 fue un año de tristeza para muchos hermanos. Algunos de ellos tropezaron; sus esperanzas fueron destrozadas. Habían esperado ver a algunos de los ‘beneméritos de la antigüedad’ [hombres de la antigüedad como Abrahán] resucitados. En vez de considerar aquello una ‘probabilidad,’ quisieron entender que era una ‘certeza,’ y algunos hicieron preparaciones para sus propios amados, pues esperaban la resurrección de éstos. Yo personalmente recibí una carta de la hermana que me trajo la verdad. Me avisó que había hecho algo malo por lo que me había dicho. . . . [Pero] yo apreciaba el haber sido liberada de Babilonia. ¿A qué otro lugar se podía ir? Yo había aprendido a conocer y amar a Jehová.”

Los siervos fieles de Dios no se habían dedicado a él solo hasta cierto año. Estaban resueltos a servirle para siempre. Para aquellas personas las cosas que esperaban para 1925 y que no se cumplieron no presentaron un gran problema ni afectaron adversamente su fe.

Mío, Eterna canción de la secta ¿a qué otro lugar podemos ir? Respuesta: lo más lejos posible de una secta que te engaña y explota, Jesús dijo “no los crean” “no los sigan” “déjenlos guías ciegos es lo que son” por eso si se descubre como ellos reconocen que sus fechas y enseñanzas son falsas, lo sensato es hacer como hicieron las personas a las que critican a saber: apartarse y denunciarlos.

  w82 1/2 pág. 26 Sirviendo a Jehová en Su santa montaña

Además del Foto-Drama, el discurso sobre el tema “Millones que ahora viven no morirán jamás” dio un magnífico testimonio. Concurrieron muchísimas personas, y el libro que se titulaba igual que el discurso se fue “como pan caliente.” A veces los siervos de literatura pedían estos libros por telegramas que decían lo siguiente: “Envíennos doscientos Millones,” o, “Urgente. 150 Millones,” y ¡cuánto asombraba aquello a los telegrafistas!

   Mío, 60 años después, califican de “MAGNIFICO TESTIMONIO” lo que fue una monstruosa mentira que hizo tropezar a miles de personas, y proyecto falsas esperanzas en millones que escucharon el anuncio, lo califican de “PAN CALIENTE” lo que recuerda alimento espiritual al tiempo apropiado, con una cara dura digna solo de personas sin escrúpulos siguen vanagloriándose de las mentiras publicadas y extendidas por ellos como si de verdades victoriosas se tratasen, y lo más alarmante y repudiable, conectan a Dios con su proceder como si de él emanase tales acciones.

Utilicemos sus reglas: ws (La Atalaya) 1/6/01, pag 14 prf 7:  “Lógicamente, para gozar del apoyo de Dios, hay que enseñar solo lo que él revela en su Palabra y rechazar las enseñanzas basadas en la sabiduría o la tradición humanas.”

Dos criterios que debe cumplir la wt.

1º Enseñar solo lo que el revela en su palabra, sus profecías deben cumplirse.

2º Rechazar las enseñanzas basadas en la sabiduría o la tradición humanas.

¿Fue la enseñanza de la watchtower sobre 1925 y los Millones que no morirían jamás una enseñanza basada en lo que Dios revela en su palabra? ¡NO, NO LO FUE!

¿Gozaría pues la Watchtower del apoyo de Dios? ¡NO, NO GOZÓ NI GOZA DEL TAL APOYO!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/28/d272699292/htdocs/liberados/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Deja un comentario