El fin del temor

Como Dios, se reconcilia con el mundo.

El sencillo mensaje que la iglesia cristiana debía comunicar a la humanidad es este: DIOS MEDIANTE EL SACRIFICIO DE SU HIJO SE RECONCILIA CON EL MUNDO.
2 Corintios 5:18-20. Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió Consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba Reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos A nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios os exhortara a vosotros por medio de nosotros: “En el nombre de Cristo os rogamos que os reconciliéis con Dios.”
No era este, un mensaje de juicios y miedos a futuros castigos, las enseñanzas que la mayoría de las denominaciones religiosas han propagado, están a mi juicio equivocadas y buscan más el control de los fieles mediante el miedo, que mostrar el glorioso mensaje de paz y libertad que Dios ha concebido para TODA LA HUMANIDAD,

O bien no entienden las escrituras o las tuercen a propósito, utilizando textos Bíblicos mal aplicados para despertar miedos, así con una visión deformada aterran a los fieles, este no es el verdadero mensaje evangélico, el evangelio no dice que Jesús valla a juzgar a este mundo si no a perdonarlo y reconciliarlo con Dios mediante un administración justa, que en lugar de castigarla la elevara moral y espiritualmente para que la humanidad disfrute gracias a la intercesión de Jesús y su iglesia a favor de los hombres y mujeres que vivirán bajo la gobernación gloriosa provista por Dios en su amor, Revelación 21:1-4.

Sobre esta buena nueva, hay muchos textos Bíblicos que la contienen, de hecho no solo la iglesia y los creyentes son los que se benefician del sacrificio de Jesús como lo avalan los siguientes textos: 1 Juan 2:2 Y él es un sacrificio propiciatorio por nuestros pecados, pero no solo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

(Dios Habla Hoy) 1 Timoteo 4.10 Por eso mismo trabajamos y luchamos, porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos, especialmente de los que creen.
(DHH) 1 Juan 2:2 Jesucristo se ofreció en sacrificio para que nuestros pecados sean perdonados; y no solo los nuestros, sino los de todo el mundo.

(RV1960 )Romanos 5:18 Así que, como por la trasgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.

(BAD)1 Corintios 15:22 Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir.

(PDT) Juan 12:32 “Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todo el mundo hacia mí”.

(IntEspWH+) καγω 2504:P-1NS-K Y yo εαν 1437:COND si alguna vez υψωθω 5312:V-APS-1S sea puesto en alto εκ 1537:PREP fuera de της 3588:T-GSF la γης 1093:N-GSF tierra παντας 3956:A-APM a todos ελκυσω 1670:V-FAI-1S arrastraré προς 4314:PREP hacia εμαυτον 1683:F-1ASM mi mismo

Algunas traducciones como la de los testigos da una versión torcida de este texto y deforma el entendimiento universal y abarcador de su contenido: TNM: Y sin embargo yo, si soy alzado de la tierra, atraeré a mí a hombres de toda clase.

Sobre los que lo rechazaron dijo: Lucas 13:35 ¡Miren! Su casa se les deja abandonada a ustedes. Les digo: No me verán de ningún modo hasta que digan: ‘¡Bendito es el que viene en el nombre de Jehová!’”.

¿Cuando seria esto de que estas personas dijesen “bendito es el que viene en el nombre de Dios? Esto no ha ocurrido y esas personas ya murieron todas, por lo tanto esto solo se cumplirá cuando en la resurrección tengan que reconocer como Cristo y salvador al que rechazaron y mataron.

Toda la humanidad va a beneficiarse del sacrificio propiciatorio de Jesús, todos morimos en Adán y todos seremos vivificados en Cristo, solo tras el perfeccionamiento de toda la raza humana y tras ser resucitados justos e injustos, habrá un juicio definitivo, pero esto ocurrirá sobre una sociedad libre y perfecta, y será en estas condiciones únicamente que los que no deseen vivir de acuerdo con las normas justas de Dios desaparecerán. Revelación 20:11-14.

El juicio del mundo de la humanidad no ocurre hasta que toda la iglesia sea recogida arriba tras las “bodas del Cordero” BDH 1Co 6:2 ¿Acaso no sabéis que los creyentes juzgarán al mundo? Y si vosotros habéis de juzgar al mundo, ¿cómo no vais a ser capaces de juzgar casos insignificantes?

Las diferentes iglesias esclavizan a los hombres con doctrinas intimidatorios, como las del infierno de fuego, castigo consciente y sufrimiento eterno o destrucción eterna en un Armagedón cercano, estas doctrinas a mí juicio son falsas, manipuladas y manipuladoras, pintan a Dios de la manera que no es, un Dios que castiga de manera desmedida, vengativa y cruel, según ellas por los pecados que cometemos en esta corta y azarosa vida, y en este mundo en el que incluso a los mejores les cuesta ser amorosos, caritativos y buenos cristianos, con una desmedida y desproporcionada crueldad.

Con la amenaza de estos castigos horribles, pretenden mantener el dominio sobre los fieles, no les dicen la verdad, que a mí juicio es que Dios hará un juicio justo a toda la humanidad, pero no un juicio en el que la base sea lo bueno o malo que hayamos hecho en la presente vida, el destino de todo ser humano es morir como consecuencia de la imperfección, de la muerte adánica nadie se librará, pero en la resurrección de los muertos, todos tendremos la oportunidad de escoger si viviremos en armonía con la justicia, en condiciones completamente libres sin la presión de una sociedad alejada de Dios y de la justicia, sin las trabas que hoy nos condicionan, trabas como genética, entorno y las diferentes circunstancias individuales que sin duda, serian atenuantes de muchas de las injusticias que se practican en el presente sistema de cosas, todos los seres humanos tendremos una nueva oportunidad, es allí en el futuro reino de Jesucristo, donde se decidirá nuestro futuro eterno, “va ha haber resurrección de justos y de injustos” los justos resucitan para vida, porque ya en su vida anterior lograron ser considerados justos, y los injustos son resucitados para juicio, porque sobre la base de unas nuevas circunstancias más -favorables- tendrán la oportunidad de ponerse de parte de la justicia, nadie será resucitado –como algunos afirman- solo para ser condenado tras decirle lo mucho malo que hizo en su vida pasada, no solo sería irrazonable el que Dios lo hiciese así, sino que la Biblia no lo enseña, más bien como dice Pablo en su carta a los romanos, Romanos 6:7, “Porque el que ha muerto ha sido absuelto de [su] pecado”.

Romanos 6:23, Porque el salario que el pecado paga es muerte, pero el don que Dios da es vida eterna por Cristo Jesús nuestro Señor. La persona que ha muerto ya ha pagado el salario de su pecado, ya no debe nada, está libre de deudas para con la justicia, por lo que resucita sin que se le pueda pedir cuentas por los hechos del pasado. Por lo que el siguiente texto que cito, se debe entender como que los resucitados serán juzgados según sus hechos, pero los hechos que hagan a partir de su resurrección no antes de ella. Y diré más, Dios no creo que haga algo diferente para con sus amados hijos. Revelación 20:11-15 Y vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él. De delante de él huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. 12 Y vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. 14 Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego. 15 Además, cualquiera a quien no se halló escrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

Sus hechos: tras ser resucitados y beneficiarse de la educación que Cristo y su iglesia impartirán a todos los resucitados, “el que ha muerto ha sido absuelto de sus pecados” Estos resucitados, podrán mediante la regeneración física, espiritual y mental tras demostrar su lealtad a las normas justas de Dios, ganarse el derecho a ser inscritos en el “libro de la vida” solo tras este juicio se dice que algunos humanos pudieran ir a parar al lago de fuego “la muerte segunda” de la que ya no hay retorno, como veremos en párrafos sucesivos más detalladamente.

El que en la Biblia se diga que este mundo está preparado para un juicio de fuego y la destrucción de los hombres impíos, declaración que es cierta, no obstante ha confundido a muchos que al no entender la gran bondad y misericordia de Dios, ni haber entendido las escrituras, han enseñado que las personas que mueran en este acontecimiento que pondrá fin a la gobernación diabólica, morirán para siempre, esto no es cierto, los humanos que mueran en esta batalla del bien y el mal denominada “Armagedón”, no mueren definitivamente, como no murieron los que perecieron en otros juicios Divinos como el diluvio o la destrucción de Sodoma y Gomorra, esto se deduce además de por muchos pasajes Bíblicos que lo muestran, por lo siguiente: Revelación 20:7 Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar. 9 Y avanzaron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo, y los devoró. 10 Y el Diablo que los estaba extraviando fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde [ya estaban] tanto la bestia salvaje como el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.

Como se ve, el lago de fuego que es símbolo de muerte sin posibilidad de resurrección estaba vació, solo La Bestia Salvaje y el falso profeta están en el al final de los mil años, estos fueron destruidos en “Armagedón” mil años antes, junto con los humanos desobedientes y los reyes y ejércitos de este mundo, pero de ellos no se dice que estén ya en el lago de fuego, porque todos estos fueron resucitados para juicio durante los mil años de la gobernación de Jesús y su iglesia, solo al fin de esta etapa gloriosa se dice que los humanos desobedientes van a parar al lago de fuego, pero ¿Qué es este lago de fuego? ¿Es un lugar donde Dios atormenta a los desobedientes y a Satanás y los demonios? No como veremos. Revelación 16:13-16; 19:17; 20:14-14. (Deuteronomio 18:9-14). Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. Perfecto serás delante de Jehová tú Dios, porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.

Los que dicen que Dios condenara con tormento eterno en el fuego del infierno a los pecadores, en realidad dicen que Dios se abomina así mismo por cuanto él detesta esta práctica, por lo que el simbólico lago de fuego de Revelación es como el mismo libro explica: “la muerte segunda” que es símbolo de destrucción, está claro por qué se dice que en él se arrojan también a la muerte y el hades, estos no son nada físico ni que pueda ser arrojado a sitio alguno, más bien quiere decir que la muerte y el hades desaparecen para siempre, como todos los que son arrojados a él, el fuego en la Biblia muchas veces es usado para referirse a la destrucción eterna de algo, como fue el caso de Sodoma y Gomorra.

La personalidad de Jesús se refleja en estas palabras: Lucas 23:34 Padre —dijo Jesús—, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Esto no son palabras vacías ni solo un deseo que no se debiera cumplir, esta es la voluntad del hijo que el padre escucha, “yo sé que siempre me escuchas” Dios escuchara al Hijo y le ha dado poder para que resucite a los hombres, cuando resucite a los que lo mataron y a los que lo vendieron, estos lamentaran sus hechos y tal vez cambien de proceder, Rev 1:7 ¡Mirad que viene en las nubes! Y todos le verán con sus propios ojos, incluso quienes le traspasaron; y por él harán lamentación todos los pueblos de la tierra. ¡Así será! Amén. LAMENTARAN SUS MALAS OBRAS PARA CON EL AGENTE DE LA VIDA: JESUCRISTO RESUCITADO Y GLORIFICADO, ¡¡¡BENDITO SEA EL!!!

Pero tristemente, es una constante en las personas dominadas por las enseñanzas sectarias alejadas del cristianismo, alimentar un deseo de destrucción para con los que no son como ellos, piensan que Dios solo los salvará a ellos y los que son como ellos, creen que nadie que no esté haciendo las obras que ellos creen que se deben hacer merece los beneficios del sacrificio de Cristo, las actitudes de estas personas, no solo están muy alejadas del espíritu de los evangelios, si no que lo que es más, se ven muy bien reflejadas en la parábola del hijo prodigo, se comportan como el hermano mayor que no compartió los sentimientos de ternura del padre, el hijo reprochaba a su padre el recibimiento que este le había dispensado a su hermano menor, no se vieron en él ningunos sentimientos de alegría por la recuperación de su hermano, el hijo mayor solo pensó egoístamente en él, de la misma manera suelen comportarse las personas que enseñan que solo ellos de entre todos, han sido elegidos por Dios, no les importa lo más mínimo que Dios destruya a los que no se sujeten a las exigencias de sus creencias sectarias alejadas del amor de Dios. Lucas 15:17-32. En cambio es muy enternecedor leer las palabras del padre, llenas de amor, registradas en este relato, por que reflejan el amor que Dios siente por toda la humanidad: 32″Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque éste, tu hermano, estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado.” Este es el sentimiento de Dios para con todos los seres humanos sin excepción.

Jesús dijo: “hay gran regocijo en el cielo cuando un pecador se arrepiente” él enseño: “no he venido a buscar a justos si no a pecadores” Cristo deja noventa y nueve ovejas y se va en busca de una sola perdida, ¿no hará todo cuanto pueda por salvar a todos y cada uno de los seres humanos que viven y han vivido en este planeta?
¡SI EL HARA ESO PRECISAMENTE! Porque eso es lo que enseño en los evangelios, eso es para lo que vino a dar la vida, no solo lo hizo por su iglesia lo ha hecho por todo el mundo.

El salario que el pecado paga es muerte, de modo que el que ha muerto ya ha pagado por sus pecados, al resucitar solo se le podrá juzgar sobre la base de lo que hagan en la nueva vida, claro que está verdad liberadora, según creen los lideres sectarios dejaría las iglesias vacías, porque ellos creen que si las personas supiesen que tendrán una nueva oportunidad sin tener que pagar por los pecados actuales, vivirían vidas de pecado, -en realidad no los podrían explotar- y sin embargo los que conocemos o creemos estas verdades, no vivimos vidas de pecado, seguimos intentando vivir vidas limpias que sean del agrado de Nuestro Señor, mientras que si alguien solo sirve a Dios por miedo al castigo a lo sumo se convierte en un hipócrita religioso, y eso no glorifica a Dios.

Muchas personas que militan en instituciones religiosas creen que los ateos y los agnósticos no serán salvos como dicen ellos, piensan que el no creer en Dios es un pecado tan grande e imperdonable que para estas personas solo hay un futuro de muerte y desaprobación, pero yo no creo que eso sea cierto, muchas personas sinceramente no pueden creer en Dios, algunas de ellas ha sufrido o visto sufrir de tal manera y con tal intensidad a seres humanos inocentes, que no pueden conciliar la creencia en un Dios de amor con lo que ellos observan, razonan que si Dios existe y es como nos han dicho un Dios de amor no permitiría que tantas maldades y sufrimientos viniesen sobre la humanidad especialmente sobre los más indefensos e inocentes, a esas personas que razonan de un modo coherente y cuya sincera creencia es esta, no creo que Dios las condene, porque de hecho el mismísimo hijo de Dios predijo que en la parte final de este sistema de cosas la fe no se podría hallar sobre la tierra. Lucas 18:8, “Les digo: Él hará que se les haga justicia rápidamente. Sin embargo, cuando llegue el Hijo del hombre, ¿verdaderamente hallará la fe sobre la tierra?”.

Me parece a mí que de ningún modo es Dios como los que lo ven como un gran juez que va castigando a todo el que no se atiene estrictamente a sus mandamientos lo va castigando de manera completamente rígida e inmisericorde, no, muy al contrario, el mensaje que Jesús nos transmitió es el de alguien que comprende y se compadece del estado lastimoso en que la humanidad se encuentra, el nos ve como dijo en: Mateo 9:36, Al ver las muchedumbres, se compadeció de ellas, porque estaban desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor.

El Dios al que yo amó y adoro no desea ni la muerte de alguien inicuo, Ezequiel 18:23. “yo no quiero que el malvado muera, sino que cambie de conducta y viva. Yo, el Señor, lo afirmo”. Así que no enseña ni quiere para la humanidad, los castigos que pintan los que no lo conocen o solo están interesados en aprovecharse de los fieles, lo que es más estas enseñanzas lo insultan y mancillan su hermoso nombre. Dios no desea que nadie le obedezca por temor, él desea nuestro amor, como un padre espera el respeto y amor de sus hijos no por temor, si no por lo mucho que durante su vida ha amado a esos hijos y porque siempre ha querido lo mejor para ellos.

“sino que cambie de conducta y viva”. Esa es la voluntad Divina, pero para que la gente cambie la conducta necesita ser reeducada necesita oportunidades, no se puede hacer este cambio en las circunstancias actuales, excepciones aparte.

Jesús enseñó que el Padre está lleno de amor y sentido común, Él dijo ¿Quién será el que si su burro se cae en un pozo no irá a salvarlo porque sea en día de sábado? El sentido común dicta que así se haría, también el sentido común dicta que Dios no juzgara a la humanidad de una manera que no sea mucho más amorosa que lo haría un padre que ama a sus hijos. El sentido común dice que no sería justo juzgar a la humanidad sobre la base de lo que hace en las presentes circunstancias.

Esa es mi convicción y la de otros hermanos con los que estudio la Biblia, alejados de las enseñanzas sectarias. Dios es amor y aun que no transigirá ni permitirá la maldad de ningún tipo, si dará la oportunidad a la humanidad de que aprenda los caminos de la justicia, el amor y la tolerancia que no conocemos.

Jesús enseño el verdadero camino para llegar al Padre, y ese camino es el del amor y la misericordia, la compasión y la fraternidad entre los hombres de toda raza, nación y lengua, dar de comer al que no tiene y compartir con los necesitados: Éxodo 23:11, Pero el séptimo año has de dejarla sin trabajar y tienes que dejarla en barbecho, y los pobres de tu pueblo tienen que comer de ella.

Ese es el evangelio que he aprendido: Mateo 19:21..“Si quieres ser perfecto, ve, vende tus bienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven, sé mi seguidor”

No se puede ser cristiano sin socorrer a los necesitados del mundo, sean estos del color que sean, así es el corazón del Dios Todo Poderoso Jehová, ese es el sentimiento de su hijo Jesucristo y de todos y cada uno de los miembros de su iglesia, no podemos conjugar estos sentimientos que emanan de Dios, con un presunto juicio sin las oportunidades que se necesitan para salir airoso de él, Dios sorprenderá a todos con la grandiosidad de su amor para con todos los que han vivido y viven en este planeta.

Poco más puedo o mejor dicho deseo escribir, porque todo ya está escrito en los evangelios y en los posteriores escritos que encontraremos en la Biblia, es esa la fe de mi familia, “nuestra fe”.

Sé que muchos objetaran a mi manera de entender el evangelio, de hecho hace unos pocos años yo mismo no habría estado de acuerdo con los planteamientos que en este capítulo hago, algunos me han dicho “si todos nos vamos a salvar ¿para que esforzarse ahora por ser cristianos?” Responderé a estos: Muy sencillo el cristianismo es el camino que mayor felicidad y contentamiento aporta al que lo sigue, el efecto que en mi y otros ha producido el descubrir este evangelio sin miedos a castigos en el que ahora creemos, es que nos ha acercado más a Dios y nuestro amor ha crecido, de modo que no deseamos hacer lo bueno por temores a castigos si no por el amor.

El saber que Dios es amor nos acerca a él y nos ayuda a crecer en amor, la solidaridad con nuestros hermanos, el compañerismo, el hacer felices a los que nos rodean, es la realización de todo cristiano, es la estatura de Cristo a la que aspiramos.

Esta entrada fue publicada en DOCTRINAS, METODOS DE ADOCTRINAMIENTO Y CONTROL, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/28/d272699292/htdocs/liberados/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Una respuesta a El fin del temor

  1. iphone 5 dijo:

    That is a theme near to my heart cheers, in which are your make contact with specifics although?

Deja un comentario