3. Ex testigos de Jehová demandan a la secta por abuso sexual infantil.

3. Ex testigos de Jehová demandan a la secta por abuso sexual infantil.

FUENTE: La República

Siempre se ha hablado de los escándalos por abuso sexual que han empañado la labor de la Iglesia católica en los últimos años. Sin embargo, en esta oportunidad, un total de 20 personas que fueron testigos de Jehová demandaron al grupo religioso por el mismo delito. Según establece el reglamento de la secta, tiene la política de no castigar al presunto abusador sexual de menores de edad a menos que se una segunda persona, sea que esté junto al acusador, hayan presenciado o lo confiese el agresor. No obstante, el grupo refiere a que los mayores “cumplen con las leyes o denuncia cualquier caso de abuso infantil si solo hay un testigo”, además de informar cuando un menor de edad está en peligro. Lo cuenta el diario peruano La República.

Un hombre identificado como John Viney manifestó que fue víctima de abuso sexual cuando apenas tenía 13 años por un miembro de la familia y era un testigo de Jehová activo. Detalló que más niños habían sido víctimas de agresiones sexuales pero que la organización religiosa protegía “inadvertidamente” a los abusadores. En entrevista para un programa de la BBC, Viney señaló que los testigos de Jehová tienen la forma de manejar los asuntos dentro de la congregación como una tienda cerrada.

“Ahora sé con certeza que hay padres que no han hecho nada sobre el abuso de sus hijos por otros porque no quieren criticar el nombre de Jehová”, expresó Viney en el programa de Victoria Derbyshire para la BBC. La hija de Viney también fue víctima de abuso sexual cuando era menor de edad. Siempre ha hablado públicamente sobre lo que vivió, decisión que repudió Viney tiempo atrás pero de la cual dice estar arrepentido en la actualidad.

El hombre, ya en la tercera edad, dijo que finalmente denunció a su propio abusador a la policía, en 2019; después de años de estar demasiado “avergonzado”, sólo para que le dijeran que el hombre había abusado de otros niños y había muerto en prisión. Otros denunciantes dijeron que unos ancianos los veían mientras estaban siendo abusados. El atacante de una mujer identificada como Emma en los medios de comunicación para proteger su identidad, señaló que su agresor fue sentenciado a dos años de prisión. Pero, dijo, después de su liberación, que había sido recibido nuevamente en la organización.

Para Sarah Champion es preocupante que algunos testigos de Jehová vean al abuso infantil como un asunto que sólo se debe tratar internamente. “Eso es realmente preocupante para mí”, agregó. Ente tanto, un portavoz de los testigos aseguró que la organización había educado durante años a los padres sobre los peligros del abuso infantil y de cómo pueden proteger a sus hijos. Además, recordó que los adultos tienen derecho de hacer la denuncia ante cualquier instancia.

Esta entrada fue publicada en sangre. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario