España: la joven testigo de Jehová que rechazó transfusión de sangre sale del hospital.

 

FUENTE: Varios medios

 

 

Cinco largas semanas hospitalizada. Tres de ellas en coma inducido. Liliana, una joven de 20 años declarada testigo de Jehová, ha estado a punto de morir por negarse a recibir una transfusión de sangre. Acudió al hospital San Jorge de Huesca por una apendicitis, pero la situación se agravó con una peritonitis y hubo que buscar alternativas por cuestiones religiosas. Según publicó el pasado 17 de abril el Heraldo de Aragón, la joven recibió el fin de semana anterior el alta médica, y la familia, que no comparte sus creencias, respira mucho más aliviada. Ella, por su parte, se encuentra bien y recuperándose y dice mantener su posición aún hoy después de todo lo que ha vivido.

Al ser ingresada en el hospital la paciente expresó de forma oral que no quería recibir sangre de nadie y que esa postura era tan firme que la había dejado por escrito en un testamento vital. Al empeorar su apendicitis y no poder hacerle transfusiones los médicos tuvieron que inducirle el coma para mantenerla con vida, según leemos en La Vanguardia.

El rotativo ya citado explica que el ingreso hospitalario habría sido mucho más breve con un tratamiento de hemoterapia, pero al estar atados de manos por las creencias de la testigo de Jehová tuvieron que recurrir a otros procedimientos con suero. Éstos son mucho más lentos. La joven tenía un cuadro muy importante de anemia por culpa de una infección generalizada y sus padres tampoco podían legalmente autorizar la transfusión. La Fiscalía de Huesca, tras recibir el informe de los especialistas de la UCI, decidió no intervenir tras valorar que la paciente es mayor de edad y está legitimada para tomar una decisión respecto a los tratamientos médicos a recibir.

El sufrimiento de su familia

“Temimos por la vida de nuestra hija. Los médicos nos dijeron que podía morir, y nos lo dijeron más de una vez. Pero ellos tampoco podían hacer nada”. Bruno, el padre de la joven de 20 años testigo de Jehová que se negó a recibir una trasfusión de sangre en el hospital San Jorge de Huesca, ha relatado a este periódico el calvario vivido durante el tiempo que la chica estuvo ingresada, cinco semanas y cuatro días. Afortunadamente se salvó y ahora se recupera en su casa, en una localidad de la provincia de Huesca. Lo cuenta María José Villanueva en el Heraldo de Aragón.

Bruno cree que su hija volvería a hacer lo mismo, pese a que casi le cuesta la vida. Apela a su juventud y no entiende “cómo una cría de 20 años se pone a firmar un papel como ese”, en referencia al documento de voluntades anticipadas en el que rechazaba expresamente recibir una trasfusión sanguínea.

Los padres no son testigos de Jehová, pero conocían la adscripción religiosa de la chica. Comenzó cuando iba a la escuela a través de compañeros y amigos. “Sabíamos que los testigos de Jehová no aceptan las trasfusiones de sangre pero nunca pensamos que sería de una forma tan estricta, hasta el punto de que casi se muere y no dejaba que le pusieran sangre”, cuenta.

El testamento vital lo firmó sólo dos meses antes, concretamente el 4 de enero, ante dos testigos, una posibilidad contemplada en la ley. Además, había designado un representante o tutor, responsable de velar porque se cumplieran sus deseos. Si hay dudas en la interpretación del documento, es el interlocutor válido con el equipo sanitario y toma las decisiones en su nombre.

El padre recuerda con impotencia cómo era la tutora la que tomaba las decisiones y no la familia, en el tiempo que su hija pasó en coma y por lo tanto los médicos no podían pedir la opinión de la paciente. Coincidieron en el hospital. “Le pedí que, aunque no consintiera una trasfusión de sangre, pudiera hacerse como último recurso si era necesario, nada más. Pero dijo que no, que era la decisión de mi hija y que había que respetar su voluntad”, asegura Bruno.

“Ella no quería sangre”

La chica ingresó el 4 de marzo en el hospital San Jorge y fue dada de alta el 12 de abril. Primero pasó por el hospital de Jaca, pero enseguida la derivaron a Huesca, donde los médicos le diagnosticaron una peritonitis y fue intervenida quirúrgicamente. Según su padre, “desde que llegó ya advirtió que era testigo de Jehová y que no quería sangre, porque aunque tenía dolores pero estaba consciente”. Los problemas vinieron cuando hubo que inducirle el coma y ella no podía seguir tomando las decisiones.

Bruno no sabía que su hija había hecho un testamento vital. “Me enteré cuando estaba en el hospital y ni siquiera sabía qué era eso”. El personal sanitario se lo comunicó cuando hubo que hacerle una traqueotomía para evitar daños al estar tantos días intubada, ya que pasó tres semanas en coma inducido.

“Me llamaron un sábado del hospital y los médicos me dijeron que no había riesgo por la traqueotomía, pero que si se producía cualquier pérdida de sangre, no le podían hacer la trasfusión. Había que firmar un papel y no lo podía hacer yo porque ella había designado a una tutora legal de los testigos de Jehová. Habían llamado también a otra representante, pero no localizaban a una ni a otra”, relata Bruno.

Él intentó revertir la situación acudiendo a los tribunales. “Fui al juzgado de guardia de Huesca la segunda semana, pero me comentaron que no se podía hacer nada”. Habiendo firmado un documento de voluntades anticipadas, a su hija la amparaba la Ley de Autonomía del Paciente, tal como resolvió el juzgado. También consultó a abogados en la zona donde vive. “Me dijeron que el papel está firmado y que la chica era mayor de edad. Yo no podía hacer nada. Mientras mi hija estaba inconsciente nosotros no podíamos firmar ningún documento que tuviera que ver con su salud. No pintábamos nada”.

Ahora la joven se está recuperando bien, aunque lo que pudo resolverse en unos días con una trasfusión derivó en un cuadro clínico que casi le cuesta la vida porque tenía una infección generalizada. Su padre considera que quizá no ha sido consciente de la verdadera gravedad de la situación “porque estuvo tres semanas dormida y cuando se despertó, para ella había pasado una hora”.

En el hospital de San Jorge tuvo oportunidad de hablar con otros testigos de Jehová. Iban a visitarla y se les permitió entrar a la uci la primera semana. Después, ni los médicos ni la familia lo consintieron, asegura Bruno. “Le pregunté a uno, un señor mayor, si tenía hijos y si en la misma situación los dejaría morir. Me contestó que tenía hijos y nietos y que si era su voluntad, sí”, concluye el padre de la joven.

Pide que se respeten sus convicciones

En una carta abierta a los medios de comunicación, la joven Liliana, de 20 años de edad, asegura estar sorprendida de la difusión alcanzada por su caso: “al fin y al cabo, no he sido la primera testigo de Jehová que se ha negado a ponerse una transfusión y cuyo resultado ha sido positivo”, alega, según informó la agencia Efe el pasado 20 de abril. Tras subrayar que en el caso de haber recibido una transfusión tampoco existía una “garantía absoluta” de mejora de la grave peritonitis sufrida, señala que se limitó a hacer uso de su derecho a rechazar el tratamiento, al amparo de la Ley de Autonomía del Paciente.

“Yo he hecho uso de mi derecho –señala la joven–, igual que harían muchas otras personas al negarse a un tratamiento de quimioterapia, a la amputación de algún miembro, etc., sin hacerlo por convicciones religiosas”. “Entiendo que no todos estén de acuerdo con estas creencias, y eso es algo que respeto, igual que he pedido que se respeten mi convicciones”, asegura la joven testigo de Jehová, que expresa su deseo de seguir con su vida con total normalidad y de rechazar nuevas informaciones en prensa de su situación.

En su carta, la joven agradece la labor de los médicos que la atendieron, por su esfuerzo en conseguir su mejoría así como por respetar su decisión de no aceptar transfusiones, de acuerdo a lo establecido por el juez de Huesca que fue informado del caso, a quien también agradece su apoyo. Liliana entró en la UCI y sometida a un coma inducido debido a la gravedad de su afección, una peritonitis derivada de una operación de apendicitis que se le practicó por prescripción médica. Antes de ser sometida a la intervención, la joven, vecina de Jaca, dejó escrito un testamento vital en el que prohibía expresamente recibir una transfusión de sangre.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Experiencia de un testigo de Jehová

He aquí una experiencia que jamás hubiera querido vivir ni contar. Una experiencia dramática, amarga, decepcionante, triste y desilusionadora, la cual demuestra que tomar una decisión equivocada en un determinado momento de la vida puede afectar drásticamente el resto de ella. Una experiencia, en mi caso, traumática a grado extremo, cuyo resultado pasó por diferentes etapas de profunda crisis personal, de conciencia, de identidad y de familia.

 

Vivía mí día a día de la forma más normal y tranquila posible. No podía prever en absoluto todo lo que estaba a punto de sobrevenirme. Mi vida en cuestión de nada pasó a ser controlada por un pequeño grupo de hombres que se autoproclaman elegidos y portavoces de Dios, y que al reclamar para sí autoridad divina exigen estricta obediencia, sumisión incondicional y lealtad absoluta Llegué  a depender totalmente de ellos, lo que incluía, sin pensar ni razonar, una fe ciega en su organización. Una organización cargada de reglas y normas que controlan la conducta, la información, las ideas y las emociones, dictando como pensar sentir y actuar en todo aspecto de la vida, y de la que, por evidente que sea su error, nunca puedes dudar discrepar o cuestionar nada bajo pena de castigo. Y es que cuando llegó el día que estaba convencido de que esa era la única organización que Dios acepta, me sentí prácticamente obligado a aceptar todo lo que venía de ella a cambio de una promesa: heredar un paraíso terrenal. Había cosas que no comprendía y que me resultaban difíciles de aceptar, pero una vez había llegado a ese punto de convicción mi mente estaba lista para aceptar cualquier cosa. Perdí el límite entre lo que deseaba que fuera cierto y lo real.

 

El sentido de compromiso y de pertenencia al grupo me obligaba a dar todo el tiempo disponible para la organización… ¡nunca era suficiente, siempre se me pedía más y más! El resultado final fue, y continúa siendo, un vacío espiritual con una sensación de estar socialmente aislado y de haberlo perdido todo: la dignidad humana, la autoestima, la fe, la esperanza, la familia, los amigos, las ilusiones, el tiempo, los sueños, los proyectos, el dinero, los mejores años de mi vida… y las ganas de vivir.

 

Lo que en principio pareció haber sido una excelente idea el unirme a esta organización y encontrar la respuesta a infinidad de preguntas acerca de la vida y de la existencia humana, acabó tropezando con una trama de engaños que me afectaron muy duramente. Pero empecemos por el principio.

 

Nací a mediados de la década de 1950 y crecí en el seno de una familia católica muy creyente y practicante. Mi madre desde tierna infancia me contaba la vida y los milagros de santos y mártires de la Iglesia católica. Fui internado y educado en un colegio religioso de Hermanos Maristas. Por ser un colegio de estas características asistíamos de manera regular a la celebración de la Misa. El sacerdote que la oficiaba, ya muy mayor, casi lo percibía como un santo pues admiraba su bondad, su amor y sus cualidades cristianas. Él me animó a iniciar su misma vocación y poco le faltó para que emprendiera el mismo derrotero. Estas situaciones juntas me motivaron un sentimiento religioso inclinado a lo espiritual superior al promedio de otros jóvenes de mi edad.

 

Transcurría el año 1975 cuando ingresé a filas para cumplir el servicio militar obligatorio. Me destinaron al Regimiento de Automóviles de la Reserva General del cuartel de Canillejas, Madrid. Es precisamente allí donde por primera vez oí el nombre “testigo de Jehová” pues había uno en el calabozo por negarse a cumplir el servicio militar. Mi trabajo consistía en transportar los tanques de guerra de un lugar a otro mientras el ejército de tierra preparaba sus maniobras militares. Cuando los conductores habíamos llegado al lugar de destino se descargaban los tanques del camión y los soldados que habíamos realizado el transporte quedábamos libres de servicio hasta el momento de traerlos de vuelta. Es en aquel lugar donde mis sentimientos religiosos se ponían a prueba, pues, mientras todos mis compañeros iban en busca de prostitutas, yo me quedaba solo todos los días con la vigilancia de los camiones aprovechando para leer y escribir cartas a mi novia.

 

A los pocos años de terminar la mili contraje matrimonio del cual nacieron tres hijas. Luego mi suegra pronto empezó a estudiar con los Testigos de Jehová. Me pasaba las revistas Atalaya y Despertad las cuales leía con voracidad pues me parecían muy interesantes.

 

Cierto día decidí, por curiosidad, asistir de invitado a una asamblea de circuito de los Testigos de Jehová. Los oradores con sus argumentos aparentemente convincentes que “entendí” basados en la Biblia, me persuadieron a creer con avidez todo lo que escuchaba, y me convencieron que aquella organización era la única religión verdadera y la única del mundo que tenía el favor de Dios, mientras que el resto de la humanidad estaba toda en manos de Satanás y condenada a la destrucción. Me impresionó el comportamiento que observé. De hecho era semejante al mío. Fui atraído, cautivado y fascinado con la promesa de no morir y vivir para siempre en un paraíso espiritual y terrenal aquí en la tierra, y también por el inminente fin del mundo del que podía ser superviviente solo si formaba parte de su organización. Para pesar mío también escuché y “creí”, como un autentico e inocente crédulo, que no había que leer nada que criticara a la organización ni escuchar a nadie que predicara una doctrina contraria a la suya, y por supuesto los expulsados y disidentes debían ser estrictamente evitados. Lamentablemente el paso de los años y las circunstancias vividas me demostraron el porqué. Poco podía imaginar que aquello era el primer paso hacia un viaje que pasando por el camino del calvario terminaría en la mismísima puerta del infierno que me tocaba vivir.

 

Pero sea como sea y sin realmente darme cuenta de ello se me anuló la capacidad de pensar por mi mismo…se modificó mi mente y desconecté de la realidad empezando a vivir en un mundo de fantasías. Llegué a creerme que la Atalaya y otras publicaciones de la sociedad Watchtower (la organización de los testigos de Jehová) contenían las mismísimas normas de Dios explicadas de manera sencilla y que en las reuniones se recibía su instrucción.

 

Por creer esto, terminada la asamblea inmediatamente pedí un estudio bíblico, o mejor dicho: lo que pensaba que lo era. Mientras, ya empecé a predicar lo que había aprendido a cuantas personas me encontré antes de llegar a mi casa. Una vez en ella convencí a mi esposa de la urgente necesidad de aprender de la Biblia ya que el fin era inminente. Empezamos a estudiar aquella misma semana con el libro publicado en 1982 titulado: “Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la tierra”. Algunas partes de la doctrina las dudaba y otras no las comprendía pero de manera global terminé aceptándolas todas. Además, quienes nos llevaban el estudio aseguraron que confiara en Jehová y con el tiempo lo entendería todo. De hecho ya salí convencido de aquella primera asamblea que aquello era “la verdad”, un convencimiento que nunca había tenido de católico. Me impresionó lo cerca que estaba el fin del mundo, pues la publicación citada, al final de la página 154 se lee: “algunos de la generación que vivía en 1914 verán el fin del sistema de cosas y sobrevivirán”. ¡Si tenían que verlo personas nacidas antes de 1914 pensaba que más posibilidades tenía yo siendo 40 años más joven que ellos!

 

Fui invitado a asistir a las reuniones del Salón del Reino, casi a 30 Km. Todo fueron saludos, presentaciones, bienvenidas, amabilidades…todas parecían excelentes y amorosas personas con un interés que normalmente no se ve en ninguna otra parte. Al poco tiempo me hallaba haciendo lo mismo. Me llamó la atención que su deporte favorito y más placentero era despotricar la Iglesia católica. Pronto se me pidió salir a predicar con ellos y no supe decir que no.

 

A escasos meses de empezar a estudiar insistieron que ya estaba preparado para bautizarme antes que mi esposa, y era necesario hacerlo por la inminente llegada del Armagedón. Por mi defecto o virtud de agradar a otros así lo hice, y con el tiempo también la esposa, la suegra y finalmente las tres hijas.

 

Después de poco tiempo de bautizado estaba repleto de literatura de la organización, incluso conseguí publicaciones de la década de 1920 la cual, en la actualidad, conservo como un verdadero tesoro. El celo por la verdad era inmenso y el compromiso para con las doctrinas del Cuerpo Gobernante (CG) era incuestionable. El entusiasmo era tan grande que cuando conocidos y vecinos me criticaban y se burlaban de mi nueva religión les llegué a manifestar la imposibilidad de apartarme nunca jamás de ella. Sí, estaba emocionalmente comprometido con la doctrina de la organización.

 

Cierto día hablando con el alcalde del pueblo vecino aguanté durante mucho rato toda clase de críticas, mentiras y vituperios contra los testigos de Jehová, además me aseguró que yo era como un robot sin cerebro y me preguntó si estaba consciente del control mental que la secta había ejercido sobre mí. Mi respuesta fue: “¡yo pienso por mí mismo y no he sido captado por ninguna secta!” Sus comentarios los consideraba como parte de la persecución habitual y me hacían sentir aún más comprometido con el grupo, pues “creía” que nadie me había lavado el cerebro, “creía” que todas mis creencias estaban basadas exclusivamente en la Biblia y “creía” que pertenecía a la única organización visible que Dios tiene aquí en la tierra.

 

Había momentos que mirando al cielo por entre las nubes me parecía casi ver al mismísimo Dios… hasta deseaba tener fuertes pruebas para demostrarle mi lealtad. Este hecho no pasó desapercibido a mis superiores quienes me aconsejaron a no aceptar nunca salir en ningún programa de radio o televisión ya que se me advirtió: “al final siempre acaban pervirtiendo la verdad”. No entendí el porqué del consejo hasta pasados unos años.

 

La experiencia espiritual vivida en algunos momentos era máxima y maravillosa. Tenía muy en mente la DESPERTAD del 22 de agosto de 1969 pág. 15, que bajo el tema: “¿Qué futuro para los jóvenes?” en el tercer párrafo se lee: “Si tu, lector, eres persona joven, también tienes que enfrentarte al hecho de que nunca envejecerás en este presente sistema de cosas.” En el siguiente párrafo sugiere no realizar ninguna carrera insinuando que no habrá tiempo de terminarla, pues, el mundo “¡Estará bien avanzado hacía su fin, si es que no habrá desaparecido en realidad!” Como el fin era tan inminente y la promesa de no envejecer era entusiastica, me mostraba excesivamente complaciente cuando se trataba de hacer algo para los demás, especialmente para la “organización de Dios”, y como consecuencia me estaba quedando sin tiempo. Como el fin estaba a la vuelta de la esquina dejé parte de mi trabajo de agricultor y también abandoné todas mis aficiones como la apicultura etc. Pero esta situación poco duró.

 

Con el tiempo fui observando que tampoco éramos tan diferentes de los llamados mundanos. En la congregación se había formado un pequeño grupo, cuyo cabecilla era uno que la humildad le brillaba por su ausencia y que aseguraba ser ungido participando de los emblemas el día del Memorial. Estos criticaban constantemente al único anciano (líder espiritual) de la congregación.

 

En cierta ocasión fui a casa del citado anciano y subiendo las escaleras oí como gritaba de manera exagerada a su esposa. Retrocedí, y a fin de no incomodarlo regresé pasado un rato. No me cuadraba su vida pública con la privada. Vi y viví situaciones que me hacían cuestionar y dudar lo que creía, pero tanto una cosa como la otra están prohibidas dentro de la organización.

 

Iban pasando los días y observé que también otros hermanos llevaban una doble vida (incluso cometiendo adulterio) y eso de predicar prácticamente no gustaba a nadie, pero, había que hacerlo como una obligación impuesta para poder informar a fin de mes y mantener una buena reputación. Para colmo noté muchas incoherencias y contradicciones al contrastar la literatura actual con la antigua de la década de 1920, circunstancia que me provocaba gran confusión mental que, a pesar de darle poca importancia, me indujo a un avalancha de dudas en cuanto al excelente alimento espiritual que decía servirse.

 

Lo mío no fue un cambio lento y gradual como le ocurre a la mayoría que es adoctrinado por los testigos de Jehová, más bien fue un cambio prácticamente instantáneo. Posiblemente por esta razón empecé a lamentar el dejarme impresionar tan rápidamente en la primera asamblea que asistí y dar todo por sentado durante los pocos meses que duró el estudio.

 

Momentáneamente llegué a plantearme si realmente había sido captado por una secta. Sin querer pensaba estar viviendo un engaño, y que mi vida pudiera ser un fracaso, pues la daba por entero a una organización que podría ser falsa y hecha por engañosos hombres… pero no… ¡no podía ser… esto solo le pasa a los demás… a mí no…yo no soy presa de ninguna secta…todo lo que creo está basado en la Biblia! Mi fuerte creencia en la organización como el único pueblo de Dios pesaba más que mis dudas. El poder inconsciente que tenía la organización sobre mí me impedía ver la realidad.

 

A pesar de todo, fui nombrado siervo ministerial. ¡Vaya!, pensé: “¿no se habrá equivocado el Espíritu Santo? ¡No… el Espíritu Santo no se equivoca… posiblemente tenga un concepto equivocado de mi mismo y no me valoro lo suficiente!”

 

Las responsabilidades fueron aumentando hasta que me resultaron ser excesivas. Incluso se me daban asignaciones propias de anciano sin serlo. Quería abandonar pero no sabía porqué razón no podía. Actuaba como un robot que estuviera programado para hacerlo todo. Tenía la conciencia dividida y no podía más. Aparentaba celo y felicidad pero prefería morir que pasar el resto de mi vida encerrado siempre con la misma rutina de trabajo. En ocasiones deseaba acabar con mi vida teniendo incluso planeado la manera de hacerlo. Las dudas latentes estaban allí, y junto con las contradicciones que observaba me incitaban a tener pensamientos angustiosos…pero sabía disimularlo. Tenía que, por lo menos, aparentar ser persona espiritual y feliz para impresionar y ser aceptado por el resto del grupo.

 

Para sorpresa mía y en estas circunstancias de enorme crisis personal y de conciencia, casi en un tiempo record, recibí el nombramiento de Anciano ¡Que sorpresa! Me sentía orgulloso, pero me parecía que no podía recibirlo cuando estaba atravesando el peor conflicto de mi vida. Sabía que no reunía los requisitos para tal privilegio y dudé muchísimo de la intervención del Espíritu Santo en los nombramientos.

 

Después de aceptar el nuevo cargo y subir otro escalón de la pirámide, me entró curiosidad para continuar otro poco de tiempo más junto con el otro anciano. No di a conocer mis dudas ocultas ni los requisitos que sabía no cumplir para tal calificación. Interiormente casi me sentía un hipócrita intruso dentro de la organización.

 

Recibí el nuevo y flamante libro secreto y confidencial que tienen todos los ancianos, siendo advertido de guardarlo bajo llave a fin de que ni mi esposa ni nadie tuvieran acceso a él.

 

El nombramiento de anciano me permitió formar parte de los llamados comités judiciales. Al primero que asistí, un anciano de la congregación vecina era el presidente. Me llamó la atención el poco amor que allí se reflejaba. ¿El veredicto?… La expulsión del ungido y algunos de sus seguidores. En los comités judiciales relacionados con abusos sexuales, me sorprendieron las preguntas que hacían mis compañeros a la víctimas sobre los detalles del caso, incluso… ¡si habían sentido placer en tal abuso!

 

Como el progreso fue tan rápido el superintendente de circuito me pidió que escribiera mi experiencia personal de como conocí “la verdad” para remitirla a la sucursal. Evidentemente a fin de causar una buena impresión solo escribí la parte positiva. Al poco tiempo los discursantes de Betel ya incluían partes de ella en sus discursos de asamblea.

 

En la primera escuela de ancianos que acudí, me dio la sensación que era de los más jóvenes de los casi mil que había. Se nos advirtió que estaba prohibido hacer ningún tipo de grabación. Por la manera que los instructores manejaban la reunión llegué incluso a sentir miedo. Me dio la sensación de estar fuera de lugar y que a todos nos hacían comulgar con ruedas de molino. Presentí ser utilizado y manipulado a su antojo pues apoyaban sus comentarios con citas bíblicas que me parecían claramente fuera de contexto o por lo menos un servidor no les encontraba la relación. Mis sospechas de haber sido captado por una secta fueron aumentando pero me negaba a aceptarlo, pues por otra parte creía que las profecías de la Biblia se estaban cumpliendo. Estaba viviendo una experiencia dramática, amarga, y llena de contradicciones. Me sentía como un animal en cautiverio. No quería continuar pero tampoco abandonar.

 

Durante una visita del superintendente de circuito, en un discurso, comentó de manera muy implícita que no necesariamente los que estaban vivos en 1914 tenían que ver el fin del mundo. Aquello fue la gota que colmó el vaso. Siempre se había enseñado que si lo verían. Me planteé abandonar la organización de la manera más disimulada posible. Al terminar la reunión daba por hecho que entre los hermanos sería tema de conversación aquella novedad, pero no…para mi sorpresa ¡como si no hubieran escuchado nada! y claro, un servidor, con el cargo que tenía, tampoco hizo ningún comentario. Mi frustración escalaba posiciones cada día que pasaba.

 

Resulta que aquella misma semana de la visita del superintendente en la que me planteé abandonar, él me preguntó si estaba dispuesto a servir en otra congregación que se había quedado sin anciano. No supe decir que no y por curiosidad acepté, pues a pesar de todo no tenía pruebas sólidas para demostrarme que no estaba en la verdad; es más, en ocasiones, por aquello de la disonancia cognitiva tenía la necesidad de creer que estaba en la única religión verdadera de todo el universo, pues de lo contrario era evidente que mi vida estaba siendo desperdiciada por seguir las doctrinas del CG. Mi responsabilidad como anciano hacia refrenar mis dudas, pero a pesar de todo tenía la conciencia dividida, las ideas confusas y las luchas mentales difíciles de sobrellevar.

 

Por la disonancia cognitiva citada, buscaba argumentos que me convencieran que en su día sí había elegido el camino correcto. Por esta razón en los discursos públicos que presentaba en las diferentes congregaciones, mi favorito era el que llevaba por tema “Prestemos atención a la palabra profética”. En este discurso me encantaba insertar y comunicar al auditorio lo que aparecía en La Atalaya del 15 de Agosto de 1989 en la página 13, y la “Despertad” del 22 de abril de 1974 pág. 17 y era que Charles Tasser Russell (el que se considera el primer presidente y fundador) había profetizado con décadas de anticipación la primera guerra mundial para el año 1914, y que incluso en un artículo norteamericano el “The World Magazine” del número del 30 de Agosto de 1914 había reconocido tal predicción de Russell. El artículo en cuestión empezaba así: “El tremendo estallido de guerra en Europa ha cumplido una profecía extraordinaria”. La creencia de que hubiera podido predecir con tanta exactitud el significado de 1914 era asombrosa y constituía una gran fuente de fe pues me confirmaba estar en el camino correcto.

 

Pues bien, a las pocas semanas de llegar a la nueva congregación observé que había varios hermanos que eran albañiles, y pregunté al que me parecía más simpático, por qué razón, en vez de trabajar para diferentes empresarios, no formaban entre ellos una empresa compuesta exclusivamente de hermanos; me comentó que la relación entre ellos dejaba mucho que desear. No podía entender como en el pueblo de Jehová, donde presumiblemente todos se aman y se llaman hermanos ocurriera semejante hecho.

 

Los privilegios que alcancé dentro de la organización estando solo como líder, me permitieron ver en directo y a todo color la triste realidad. Muchos hermanos y hermanas me confesaban sus inquietudes y preocupaciones, y observé que eso de que estábamos en el “pueblo más feliz de la tierra” era solo una ilusión mental creada por el CG, pues descubrí que en un porcentaje muy elevado era todo lo contrario… mentiras, chismes, odio, hipocresía, depresiones, estrés emocional, separaciones, divorcios, intentos de suicidio, suicidios, violencia de género, fornicación, adulterio, estafadores, ladrones y sinvergüenzas también existen dentro de los testigos de Jehová, pues individuos con estas características desafortunadamente los he conocido muy de cerca, pero claro está, esto se ignora o se minimiza al máximo pues existe la citada presión de grupo que obliga solo a comentarios positivos y edificantes, de lo contrario demuestras debilidad espiritual y automáticamente pasas a ser rechazado sin posibilidad de progresar.

 

Si antes estaba abrumado con tantos privilegios y responsabilidades ahora aún más. Todo se me hacía estresante. Un trabajo siempre repetitivo y con la ilusión de un inminente nuevo mundo que nunca llega. Aquella sensación de que nunca haces lo suficiente pues siempre te piden revisar la agenda para hacer más y más y más… y eso deprime, luego para colmo te sientes culpable porque eso no le debería estar pasando a un testigo de Jehová. Sentí que no sobreviviría si no dejaba pronto aquella etapa de mi vida tan emocionalmente desilusionadora, decepcionante, devastadora, agotadora, hipócrita y llena de contradicciones.

 

A fin de poder abandonar los testigos de Jehová de la manera más disimulada posible recomendé nuevos ancianos, luego me di de baja como tal y a los pocos meses quedé inactivo, aunque de vez en cuando aparecía en alguna reunión…y es que seguía sin argumentos sólidos para demostrar que todo aquello que se llama la verdad era en realidad una mentira de proporciones gigantescas.

 

Al poco tiempo de mi inactividad y de no asistir a ninguna reunión, recibí la visita del superintendente de circuito junto con otro anciano. Prácticamente me convencieron para empezar de nuevo. Incluso asistí nuevamente a un par de reuniones. En la primera me quedé perplejo pues noté que para algunos aún continuaba siendo su líder espiritual. Una “hermana” me confesó que su marido la cogió por los cabellos para que le practicara una felación; otra joven me pidió ayuda para dejar el hábito de la masturbación. Estos casos me demostraron que a pesar de todo, algunos seguían confiando en mí, y a la vez me confirmaron el enorme dominio y control mental que tiene el CG incluso sobre las intimidades sexuales de sus adeptos.

 

Cierto día, en un programa de TV dedicado a los terremotos, informaba acerca de uno de gran magnitud y que observé había ocurrido antes de 1914. Como vivo en una zona rural y aislada, la llegada de Internet era muy reciente, así que empecé a buscar más información acerca del citado terremoto, ¡y lo que encontré! ¡La información que presenta la WT acerca de los terremotos es falsa y está adulterada! Su libro “Razonamiento a partir de las Escrituras” p.422 dice: “… en comparación con los 2.000 años anteriores, el promedio, por año, ha sido 20 veces mayor desde 1914.” Cualquier persona puede comprobar, en la Enciclopedia Británica o cualquier sitio Web de sismología la falsedad de las declaraciones que hacen los líderes de los testigos de Jehová. ¡No me lo podía creer! Esto debilitó mi confianza en absolutamente todo lo que hayan escrito los citados líderes. Da miedo cuando uno se da cuenta que millones de personas confían completamente y basan sus vidas en lo que escribe la Watchtower, y que, de manera muy poco ética, manipula la información y cita fuera de contexto a expertos. Esto me convenció de que tenía que revisar cuidadosamente cada “hecho” que la Watchtower me había enseñado. Inmediatamente empecé a buscar más información acerca de otros temas.

 

Con la cuestión de la cruz me encontré con lo mismo. Me costaba aceptar que el CG tergiversara tanto la información y fuera cierto todo lo que hallaba en Internet. En su libro “Razonamiento a partir de las escrituras”, cita de una publicación que claramente dice que en el tiempo de Jesucristo se usaba la cruz para dar muerte a los criminales, pero ellos lo omiten por medio de puntos suspensivos para hacer creer que murió en un madero. Necesitaba hacer comprobaciones y contrastar la información hallada en Internet. Así que ni corto ni perezoso me dirigí a la “Biblioteca del Casino”, Pg. Pere III, 29 de Manresa. Allí me atendió la señorita Nuria, que muy amable ella, con su ayuda pude hallar la publicación y contrastarla con lo hallado en Internet y pude comprobar que lo aparecido allí era cierto y lo escrito por el CG falso; omite la información que no le interesa a fin de mantener esclavizados a sus adeptos. (1)

 

Después busqué información neutral acerca del cumplimiento de aquella “profecía extraordinaria” de Russell que tanto me gustaba insertar en los discursos, pues el creerme haber podido predecir con tanta exactitud el significado de 1914 era asombroso y, como había mencionado antes, constituía una gran fuente de fe para mí ya que me confirmaba estar en el camino correcto y demostraba que los testigos de Jehová tienen razón al cumplirse sus profecías. Pues bien… ¡falso, falso, falso! O mejor aun con mayúsculas: ¡FALSO, FALSO, FALSO! Más falso que un billete de 155 euros. La realidad es que Russell había profetizado exactamente todo lo contrario a una guerra mundial y sus consecuencias ¡Que engañado me sentí! Desapareció de mi mente el concepto ilusorio que me mantenía cautivo al CG y que me impedía ver la realidad, y me di cuenta de cuan mentirosos, astutos y perversos son los lideres que se esconden detrás de esta secta cuando manipulan la información a su conveniencia y, para colmo, se atreven a decir en La Atalaya del 1 de diciembre de 1991 página 7 que “la religión que enseña mentiras no puede ser la verdadera”. Ellos, “décadas antes” de 1914, nunca habían profetizado una guerra mundial en Europa ni en ninguna otra parte de la tierra. Ellos profetizaron el fin del mundo y para no quedar como unos falsos profetas, que es lo que son, con su perfidia y sutileza convirtieron con la magia de una mentira, el fracaso de la falsa profecía en “una profecía extraordinaria” (2). Ahora me parece demencial haber creído esto por tanto tiempo, y es que el inminente fin del mundo no deja de ser un espejismo y un chantaje para esclavizar la mente de sus miembros y condicionar su permanencia. Comprendí que cuando una persona llega al día en que la han llegado a convencer de que esa es la única organización que Dios acepta, cree todo lo que venga del CG como si viniera de Dios. Habrá cosas que la persona nueva no comprenderá o que le será difícil de aceptar y llevar, pero una vez llegado al punto de convicción, está lista para tragar con todo.

 

A partir de aquí empecé a comprender por que en la Atalaya 15 de noviembre de 2009 y pagina 14 pide a sus seguidores que “no cuestionemos jamás ni con palabras ni con obras el medio que Jehová utiliza para comunicarse con nosotros hoy día”. ¡Poco podía imaginarme de cuantas cosas que había aceptado como una verdad bíblica tenía que haberme cuestionado en su momento para poder descubrir el engaño!

 

Así, después de descubrir que mis creencias se fundaban en pura fantasía, pude distinguir infinidad de enseñanzas de los líderes de los testigos de Jehová que son diametralmente opuestas a la Biblia y que por mi ceguera ni cuenta me di. ¡Cuanta razón tenía el alcalde al considerarme un robot sin cerebro! Y es que resulta que cuando uno asiste a las cinco reuniones semanales con una buena preparación para hacer comentarios edificantes, más los cánticos, más las oraciones públicas, más las oraciones privadas, más las asambleas, más los dramas, más los días especiales, más el texto diario, más el estudio personal, más el estudio de los hijos y de familia, más la lectura de las Biblia, más la lectura de dos Atalayas y dos Despertad al mes, más toda la literatura de libros folletos y tratados que aparecen continuamente, más el estar convencido que participas en la obra más importante y emocionante de la historia humana y que nunca se repetirá, es decir, la campaña mundial de predicación que salva vidas, más las actividades organizadas, más creerse poseedores felices de la verdad, más sentirse especial, más creer que estás en la organización más feliz de la tierra y que ella es nuestra madre donde dentro todo son bendiciones y fuera solo son desdichas, más la Noche de Adoración en Familia, más las experiencias, más las visitas de pastoreo, más las visitas del superintendente de circuito, más las contribuciones “voluntarias”, más no dudar ni cuestionar nunca jamás al Cuerpo Gobernante, más evitar todo contacto con apostatas y expulsados, más el control mental emocional y de la información, más el control de los pensamientos sentimientos y emociones, más el canal de televisión por Internet las 24 horas del día en JW.ORG, con sus audios, videos, películas, documentales, programas para niños, para jóvenes, para la familia, más programas especiales, más el famoso Broadcasting, más hablar siempre en términos positivos del grupo y nunca negativos, más mostrar siempre una expresión de felicidad y alegría en el rostro, más un largo etc. resulta que todos estos hechos, dentro del marco de la “verdad”, insisto, dentro del marco de “la verdad” y de la “única organización verdadera y visible de Dios”, todo este cóctel actúa como los anticuerpos de una vacuna para dejar la mente sin defensas y preparada para repeler cualquier comentario negativo hacia el grupo. Esta vacuna actúa de tal manera que todas las criticas hacia las religiones consideradas falsas las da por ciertas, en cambio todas las criticas a su organización, especialmente de los apostatas, su mente las procesa como mentiras de Satanás y de enfermos mentales, como falsedades o medias verdades, como un ataque de los demonios, como una prueba de que están en la verdad, o como una prueba del cumplimiento de profecías referente a la persecución de los verdaderos cristianos etc. Así que no sorprende que los testigos de Jehová estén inmunizados para darse cuenta de las falsas enseñanzas del CG. Si, enseñanzas que pueden estar diametralmente opuestas a la Biblia.

 

Recientemente, conversando con un anciano de congregación con el que mantengo una relación especial, le pregunté si estaría dispuesto a investigar la otra cara de la historia de los testigos de Jehová. Me contestó que no le hacía falta, pues ya “sabía” que las críticas hacia la organización solo eran mentiras o como mucho verdades a medias. Le prometí que si aceptaba el reto de leer el libro “Cautivos de un concepto”, le daría 500 euros por cada mentira que pudiera demostrar, y por contra por cada verdad me daría 5 euros. ¿El resultado?… no aceptó. Al no aceptar no corre el riesgo de descubrir que sus líderes son unos falsos profetas, que no hay ninguna prueba ni evidencia del nombramiento de Jesús en 1919, que han manipulado su traducción de la Biblia a su conveniencia, que no son honrados ni con su propia historia, ni que les esconden información a fin de evitar descubrir que son engañados, ni se den cuenta que los cambios de doctrinas no son luces más progresivas, (simplemente apagan una luz y encienden otra de otro color), En resumen: al ignorar la otra cara de la llamada “organización de Dios” nunca descubrirán que esta es solo una ilusión mental implantada por el CG. Una ilusión que induce a creer que todas sus creencias están basadas en la Biblia.

 

Paso a citar algunos ejemplos de enseñanzas opuestas a la Biblia que yo mismo llegué a creer.

 

El primero está en  la página 146 del libro “Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la tierra” publicado en 1982, que haciendo referencia a la segunda venida de Jesús se lee: “ ¡Miren! Viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que lo traspasaron; y todas las tribus de la tierra se golpearan en desconsuelo a causa de él.” (Revelación 1:7). El libro explica el significado de este modo: “Aquí la Biblia habla de ver, no con los ojos físicos, sino en el sentido de discernir o percibir. Así, cuando una persona comprende o entiende un asunto, quizás diga: ‘Veo’…De modo que la expresión todo ojo lo verá significa que todos entenderán o reconocerán entonces que Cristo está presente”. Por ende, esta expresión requiere que si todos tenían que entender o reconocer, entonces, es decir, la presencia de Jesús en 1914, cabe esperar que todos los habitantes de la faz de la tierra entendieran o reconocieran que Cristo estaba presente. Por consiguiente es solo razonable esperar ver un relato histórico de la Watchtower anunciando la presencia de Cristo desde 1914 en adelante.  ¿Y que encontramos en la literatura de aquel tiempo? Pues que Russell desde que empezó a publicar su revista TORRE DEL VIGÍA DE SIÓN – HERALDO DE LA PRESENCIA DE CRISTO  en 1879 hasta que murió en 1916, creía lo mismo que le enseñó  el segundo adventista Nelson Barbour, es decir, que Cristo había venido en 1874 y no en 1914. Su sucesor, Rutherford, en su propia revista Watchtower  del 01/01/24, página 5 continuaba enseñando lo mismo: “Ciertamente, en la mente de un consagrado hijo de Dios, no hay ni la más mínima posibilidad de duda de que el Señor Jesús está presente y lo ha estado desde 1874”. Y aún 15 años después de la supuesta presencia o venida en 1914 en su libro “Profecía” editado en 1929 p. 65, 66 escribió: “La prueba bíblica es que la segunda presencia del Señor Jesucristo comenzó en 1874 d. C.

 

Ahora quieren dar la impresión, según  La Atalaya del 1 de Diciembre de 1984 en la página 14 que “cuando la presencia invisible de Cristo comenzó en 1914, ¡qué felices se sintieron aquellos [Testigos de Jehová] de que se les hubiera hallado vigilando!” Pero eso no es cierto. No había nadie asociado con la Sociedad Watchtower que estuviera vigilando que la “presencia invisible” de Cristo comenzara en 1914, pues todos ellos creían que esta ya había comenzado 40 años antes. Nadie espera a nadie cuando sabe que ya ha llegado. Por consiguiente nadie entendió o reconoció “entonces que Cristo estaba presente.

 

Por otra parte, según Mateo 24:27, “la presencia del Hijo del hombre” sería  “como el relámpago que sale de las partes orientales y resplandece hasta las partes occidentales”. Resulta paradójico que si la segunda venida tenía que ser como el resplandor de un relámpago y tenía que verlo todo ojo de toda  tribu de la tierra y todos tenían que golpearse en desconsuelo y entender o reconocer, entonces, que Cristo estaba presente… ¡No se enterara ni una sola persona de todo el planeta tierra ni saliera en ningún medio de comunicación! ¡Ni tan siquiera se enteró el supuesto esclavo fiel y discreto de aquel tiempo de quien enseñan que es “el vocero de Dios”!

 

Con todo lo citado hasta ahora,  llegué a la conclusión que  el único medio que dicen Dios utiliza para comunicarse con la humanidad, en 1914 no tenía la más mínima ni remota idea de la segunda presencia de Cristo para aquel año. Además el versículo 23 advierte que “si alguien les dice: ¡Miren! Aquí está el Cristo, o ¡Allá! , no lo crean. Porque se levantarán falsos… profetas…para extraviar”. Sí, han hecho exactamente lo que Jesús advirtió que harían los falsos profetas: ¡decir que Jesús ya estaba presente en 1874!

 

Otro ejemplo y relacionado con el anterior que llegué a creer contrario a lo que enseña la Biblia está en Mateo 24: 29 donde se lee: “Inmediatamente después de la gran tribulación de aquellos días el sol será oscurecido y la luna no dará su luz y las estrellas caerán del cielo y los poderes de los cielos serán sacudidos” Pues bien, teniendo presente que la gran tribulación aún no ha ocurrido, la Atalaya 15 de septiembre de 1975, pág. 564 dice: “Desde 1914 E.C. ha tenido lugar lo siguiente, tal como se predijo: el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos” Cuando apareció esta información todo testigo de Jehová estaba obligado a creer y sin dudar ni cuestionar que había visto estos fenómenos a pesar de ser contrario a la misma Biblia, pues ella dice de manera clara e inequívoca, que esto ocurriría “inmediatamente después de la gran tribulación”, no antes. El que una persona llegue a creerse, contrario a lo que enseñó Jesús, que desde 1914 el sol ha sido oscurecido y la luna no da su luz y las estrellas han caído de los cielos y sus poderes sacudidos, sea de manera literal o simbólica, demuestra el enorme poder de manipulación mental que los líderes de la secta tienen sobre sus seguidores. No importa que sea contrario a la Biblia pues gracias a la acción inmunizante de la vacuna nadie se entera de la contradicción.

 

También llegué a creerme que nunca envejecería pues recordando la DESPERTAD del 22 de agosto de 1969 pág. 15, dice: “Si tu, lector, eres persona joven, también tienes que enfrentarte al hecho de que nunca envejecerás en este presente sistema de cosas.” Pues bien, las personas jóvenes que el año 1969 tenían de 20 años ahora ya tienen 70 y contrario a la promesa del CG continuaran envejeciendo hasta la misma muerte.

 

Y por último todo testigo de Jehová sabe o debería saber, que su religión existe gracias a creer que Jesús en 1919 seleccionó a hermanos ungidos capacitados como su “Esclavo Fiel y Discreto” (a día de hoy se entiende que es lo mismo que el CG, es decir, los líderes de los testigos de Jehová). Según su libro “EL REINO DE MIL AÑOS DE DIOS SE HA ACERCADO” pág. 351, Jesús desde 1914 hasta 1919 inspeccionó todas las religiones del mundo, y la única encontrada sirviendo “la clase correcta de alimento al debido tiempo” y de “calidad” fueron ellos y pasaron con “buen éxito la prueba” (3).   Cualquier mente pensante se da cuenta que es imposible que Jesús realizara una inspección y diera por alimento espiritual de “calidad” y “al debido tiempo” doctrinas que se dispensaba antes de 1919, y que a día de hoy, si alguien las enseñara, sería expulsado de manera fulminante. Cito algunas como prueba:

1) Se enseñaba que la segunda venida de Jesús ocurrió en 1874 con “pruebas innegables y concluyentes”. (4)

2) Ninguna publicación antigua habla de la inspección y el nombramiento. Simplemente no se enteraron de nada.

3) El reino de mil años de Cristo empezó en 1873. (5)

4) Desde 1918 hasta 1925 proclamaron la falsa profecía de “Millones que ahora viven no morirán jamás”. (6)

5) Celebraban la Navidad y los cumpleaños. Llevaban la insignia de la cruz y creían que la pirámide de Giza servía   de testimonio de Dios (7)

6) Actualmente adorar a Jesús se considera que es idolatría, pero desde la aparición de Russell, durante la inspección de Jesús, y hasta 1954 se le adoraba. De hecho el hacerlo era una de las razones explícitas de la existencia misma de la Sociedad Watchtower. Es interesante cómo la Sociedad lidió con tener escrito en su Carta Constitutiva que Jesús debía ser adorado. Por ejemplo, el Anuario de 1969, en la página 50, quita las palabras “y Cristo Jesús, y las reemplaza con tres puntos. Allí se lee: “para la adoración pública cristiana del Dios Todopoderoso hacer arreglos“. La sección de la Carta Constitutiva se cita casi en su totalidad en la nota al pie de la página de la Atalaya del 1 de febrero de 1972 página 119, eso si, cambiando una pequeña palabra, la cual es muy importante; al menos la ponen en corchetes, pero de igual manera, el significado verdadero de la oración se esconde. La citada Atalaya dice: “para la adoración pública cristiana del Dios Todopoderoso [por medio de] Cristo Jesús; hacer arreglos“. Sería demasiado evidente que el esclavo fiel y discreto nunca podría haber sido elegido en 1919 cuando, según la enseñanza actual, estaba practicando crasa idolatría.

8) En la Atalaya de 30 de Mayo de 1918 se animó a los Estudiantes de la Biblia a orar a favor de los soldados norteamericanos que peleaban contra Alemania, la misma revista animó a comprar bonos para apoyar a los Estados Unidos.

9) El Fin de los Tiempos de los Gentiles” significaba el fin literal de las naciones Gentiles.

10) El Reino de Dios fue establecido en los cielos en 1878. (8)

11) La gran tribulación: Los Estudiantes de la Biblia  pensaban que la primera fase de la gran tribulación había empezado en 1914 y terminó en 1918, (w70 15/6 p372)

12)  Se fumaba, no existía la expulsión y se transfundían sangre.

 

La publicación “El Misterio Terminado” edición de 1917 contenía las siguientes enseñanzas: El Misterio Terminado ha sido preparado con la guía de  Jehová (126).  El jinete sobre el caballo blanco de Revelación 6:2 es el obispo de Roma, representante de Satanás (p106). El arcángel Miguel es el papa de Roma (p188). La voz del cielo de revelación 18:4 es la voz de la sociedad Watchtower (p276). La gloria mencionada en Revelación 18:1 se refiere a los descubrimientos modernos (p273). Behemot mencionado en Job 40:15-24 se refiere a una maquina de vapor (p84). Leviatán mencionado en Job 41:2-19 se refiere a una locomotora (p85).  En 1918 Dios destruirá a las iglesias (p485). En el otoño de 1920 desaparecerán las republicas (p258). El “tiempo del fin” se inició en 1799 (p.171).

 

Con referencia a esta publicación en la Edición de Estudio de la revista La Atalaya de Octubre de 2018, se les miente a los Testigos de Jehová respecto a su historia.  En la página 3 bajo el título  dice en uno de sus  párrafos: “Los Estudiantes de la Biblia llevaban varios meses distribuyendo el libro The Finished Mystery (El misterio terminado). Las personas de buen corazón reaccionaron muy bien a las verdades bíblicas que contenía.”

Notemos que la revista dice que el libro contenía “verdades bíblicas”. La gran mayoría de los Testigos de Jehová no saben (porque no quieren investigar) que este libro fue un verdadero fracaso profético, y lleno de ridículas interpretaciones y declaraciones arrogantes. A los líderes de la Watchtower no les conviene que se diga la verdad sobre este libro, porque dejaría en evidencia, obviamente, que ningún Jesús honesto podría haberlos elegido en 1919.  Y como remate de que no pudo haber ninguna inspección favorable de Jesús para la Watchtower antes de 1919 es que según la Atalaya del 15 de agosto de 1991 p. 17 se lee: “En tiempos modernos empezó a cumplirse en el año 1919, cuando el resto del Israel espiritual salió de la organización de Satanás y empezó a buscar diligentemente a Jehová y su bondad.” Lo que significa que hasta el mismo año que terminó la inspección de Jesús ellos aún estaban en la organización de Satanás, es decir, en el mismo lugar que enseñan que pertenecen todas las religiones de Babilonia la Grande. De hecho hoy día tanto Russell como Rutherford serían expulsados por creer y enseñar aquellas doctrinas contenidas en la publicación el misterio terminado ya que a día de hoy  han sido abolidas.

 

Pues bien, sentí gran alegría al desaparecerme la confusión y las dudas que por tanto tiempo abrigaba al descubrir que efectivamente había sido presa de las garras de una secta. Inmediatamente lleno de gozo y cargado de buenas razones y pruebas me dispuse a comunicar el hallazgo a mi familia. Daba por sentado que siendo el cabeza de familia y haber tenido cierta relevancia en la congregación, como mínimo, me escucharían. Cual fue mi sorpresa cuando noté que ya habían formado piña y me prohibieron tajantemente hablarles de cualquier tema que cuestionara sus creencias basadas en la doctrina de los testigos de Jehová. Aquí mi vida sí se desmoronó por completo. Es, hasta el momento, el golpe emocional más duro que he recibido desde el día que nací, ni de lejos comparable con la muerte de mis dos padres juntos. Hubiera preferido perder todos mis bienes materiales antes que perder a mi familia. Que frustrado e impotente me sentí al darme cuenta que las doctrinas del CG me había arrebatado a mis seres queridos.

 

Deprime cuando se palpa un alejamiento progresivo de mi familia a tal grado que incluso estoy excluido de su grupo de WhatsApp. La razón de la exclusión es bastante obvia. En una asamblea regional de pocos años atrás, hubo una serie de discursos con el tema: “Apoyemos lealmente la justicia de Jehová” Allí, entre otras cosas se dijo: “Los cristianos leales no deben relacionarse con nadie que llamándose hermano esté practicando un pecado grave (no creer o criticar las enseñanzas del CG es considerado apostasía, un pecado grave.). Tenemos que actuar así incluso si en la congregación no han tomado medidas, como pudiera ocurrir en el caso de un inactivo”. Sí, a causa del adoctrinamiento recibido por la Watchtower a través de su literatura, mi familia en su subconsciente ya casi me ve “un mentiroso”… “un anticristo”… “un traidor”… uno que “tuerce los textos bíblicos y propaga enseñanzas engañosas con vanas palabrerías”… “un enfermo mental”… “uno que tiene “una enfermedad contagiosa”… alguien a quien hay que “odiar” por ser apostata.                                          La Atalaya, 1 de octubre, 1993, p. 19 les enseña: “Los apóstatas están entre los que odian a Jehová y se sublevan contra él…hay que evitarlos como evitaríamos el veneno o una víbora venenosa, pues pueden envenenarnos desde el punto de vista espiritual.”

 

Tal como mencioné al principio de este escrito, a consecuencia de este hecho tengo la sensación de estar socialmente aislado hasta el punto de sentirme forastero en mi propia casa, con una sensación de crisis existencial sin encontrar sentido a la vida y de haberlo perdido todo: la familia, la identidad, la dignidad humana, el honor, la reputación, la autoestima, los amigos, las ilusiones, el tiempo, el dinero, los sueños, los proyectos, la fe, los mejores años de mi vida y… las ganas de vivir. Para colmo me siento el culpable de haberlos introducido personalmente dentro de esta multimillonaria organización piramidal con tintes de religión. Una organización que utiliza lo divino para lucrarse de lo humano y que no posee empleados, solo tiene esclavos absolutamente felices de serlo. Unos esclavos, que como yo en su momento, dan de su tiempo y de su dinero a favor de la secta creyendo que lo hacen para apoyar “la organización de Dios”. Jamás habría podido imaginar el gran poder que tiene una secta; por experiencia propia lo he vivido y lo estoy viviendo en mis carnes… y todo por una mala decisión tomada en su momento… la peor de mi vida.

 

Con profunda vergüenza y tristeza me declaro una victima más de las doctrinas de la organización  de los testigos de Jehová, la hoy día denominada JW.ORG. Una victima que el día que  fue captada creía haber encontrado la felicidad y la respuesta a infinidad de preguntas acerca de la vida y de la existencia humana, pero que acabó siendo engullida por una secta que existe gracias a sus mentiras y a incautos como yo. La razón por la que hay millones de Testigos de Jehová hoy en día es porque no son conscientes de las mentiras del CG, más bien creen que es “el medio que Jehová usa para comunicarse” con la humanidad. Ellos nunca han comprobado el “alimento espiritual al tiempo apropiado” que dicen fue dispensado durante la supuesta inspección de Jesús entre 1914 y 1919. Esta comprobación les demostraría que Jesús nunca pudiera haber elegido a nadie como ellos como su medio de comunicación. Temo llegar al final de mi vida en la etapa permanente de tristeza, decepción, depresión y duelo actual, pues, aunque es doloroso tener que admitir que me equivoqué, más doloroso es sentir la impotencia de apartar a mis seres queridos de las garras de esta poderosa secta norteamericana que me ha robado la familia y que irresponsablemente, bajo el paraguas de la Biblia y la religión,  juega  con la vida y sentimientos de millones de buenas personas.

 

Esta ha sido la  triste y dramática experiencia que  jamás hubiera querido vivir ni contar.

 

(1) A continuación copio lo que me costaba creer de lo hallado en Internet y que en la biblioteca de Manresa (Barcelona) se me confirmó que era cierto. Nótese que lo escrito en rojo es lo que aparece en el original, pero el CG lo omite con puntos suspensivos  para esconder el uso de la cruz en el tiempo de Jesús. El libro editado por la Watchtower en la edición de 1989 titulado “Razonamiento a partir de las escrituras” pág. 92 se lee: “El diccionario Ilustrado de la Biblia, de Wilton M. Nelson, 1977, bajo “Cruz”, señala:La palabra griega para cruz, [stau·ros′], significaba apropiadamente un madero, un poste en posición vertical, o palo de una estacada, del cual se podía colgar cualquier cosa, o que se podía usar para empalizar [cercar] un pedazo de terreno[Pero una modificación se introdujo cuando el dominio y usos de Roma se extendieron a través de sí mismos en los países de habla griega]. Hasta entre los romanos la crux (de donde se deriva nuestra [palabra] cruz) parece haber sido originalmente un palo en posición vertical[y este siempre mantuvo la parte más prominente. Pero desde el momento en que comenzó a ser utilizado como un instrumento de castigo, se le agrego una pieza transversal de madera: sin embargo, no en todas las ocasiones.] […] [No cabe duda, sin embargo, que la última más tarde fue la más común, y que alrededor de la época de los Evangelios, la crucifixión se realizaba normalmente mediante la suspensión del criminal en un travesaño de madera.] (Edición preparada por P. Fairbairn, Londres, 1874, tomo I, pág. 376).”

 

(2) Referente a “La Revista Mundial”, cuando escribió: “El tremendo estallido de guerra en Europa ha cumplido una profecía extraordinaria” esto es cierto que apareció en la revista, ¡pero la Watchtower  omitió el título!  La citada revista se estaba refiriendo al “FIN DE TODOS LOS REINOS EN 1914” que era el título del artículo, y como esto no sucedió, la Sociedad, para no quedar como un falso profeta no tuvo más remedio que cortar el citado titular, y de esta manera hacer creer al lector, que se cumplió “una profecía extraordinaria” cuando en realidad es una extraordinaria falsa profecía. Russell no profetizó ninguna guerra mundial en Europa ni en ninguna otra parte del mundo sino  todo lo contrario

El mismo Russell escribió en 1889 en el volumen II de “Los Estudios de las Escrituras en la página 99 de “El Tiempo Ha Llegado” lo siguiente: “Consideramos una verdad establecida que el FIN DE TODOS LOS REINOS DE ESTE MUNDO…se realizará y tendrá culminación para fines de 1914”. En ninguna publicación antigua se puede encontrar que 1914 sería el comienzo de los últimos días  sino todo lo contrario: sería el final.  ¡Y pensar que esto había sido mi fuente de fe! Esta fuente se secó para siempre.

 

(3) El libro “EL REINO DE MIL AÑOS DE DIOS SE HA ACERCADO” publicado en español el año 1975 por la Watchtower en la página 351 se lee: “El amo (refiriéndose a Jesucristo) tenía que efectuar una inspección. La cuestión era servir el alimento, al debido tiempo. Tenía que ser de acuerdo con esto que el amo que había vuelto daría un fallo. Pues bien, ¿Qué hay de aquel cuerpo de cristianos que era odiado y perseguido internacionalmente? (Mateo 24:9) Hasta 1919 EC.

Se habían esforzado por dar alimento a su debido tiempo a la casa de la fe o a los domésticos del Amo celestial. Hicieron esto a pesar de que los perseguidores y las naciones guerreras se interfirieran en ello. No solo era un problema la regularidad al servir el alimento espiritual, sino que también había que considerar la calidad del alimento mismo. En este sentido…pasaron con buen éxito la prueba”.

 

(4) Tengo a mi lado una publicación escrita por J. F. Rutherford (segundo presidente de la sociedad Watchtower) edición en español del año 1928, se titula “EL ARPA DE DIOS”. Pues bien, al final de la página 242 leo: “La gran tarea de la siega, o sea la proclamación de la segunda presencia del Señor y la junta de los que verdaderamente aman su aparecimiento, ha sido tan asombrosamente cumplida desde 1874 que es una de las pruebas más innegables y concluyentes de la segunda presencia del Señor.”

 

(5) En el Prefacio de la edición de 1916 de The Time Is At Hand (El Tiempo Se Ha Acercado) Russell dijo: “La cronología Bíblica aquí presentada, muestra que los seis grandes días de mil años, que comenzaron con Adán han concluido, y el gran Séptimo Día, el Reino de mil años de Cristo, comenzó en 1873

 

(6) La publicación “Millones que ahora viven no morirán jamás” pág. 80 dice: “Luego, fundándonos en las promesas presentadas en la Palabra Divina, tenemos que llegar a la positiva e indisputable conclusión de que millones que ahora viven no morirán jamás.” Y en la página 88 añade: “¿Qué podremos entonces esperar? Lo mas indispensable de entre las cosas que deben ser restauradas, es la vida a la raza humana, y como quiera que hay varias citas que sin lugar a duda indican la resurrección de Abraham, Isaac, Jacob y otros files de tiempos antiguos, y que éstos gozarían del primer favor, podemos esperar que el año de 1925 presenciará el regreso de esos fieles, saliendo de la tumba plenamente restaurados a la perfección humana y constituyéndoseles en representantes legales, y visibles, del nuevo orden de cosas en la tierra”.

 

Como no se cumplió, en la página 633 del libro LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ PROCLAMADORES DEL REINO DE DIOS se lee: “¡Que feliz perspectiva! Aunque era una perspectiva equivocada, la comunicaron a otros con gran entusiasmo” Si esta perspectiva, según ellos,  equivocada, la hubiera predicado otra religión, habrían asegurado que eran “falsas enseñanzas y falsas doctrinas de  unos falsos profetas”.

 

(7) LOS TESTIGOS DE JEHOVA PROCLAMADORES DEL REINO DE DIOS pág. 200, 201

 

(8) EL REINO DE DIOS YA ESTÁ GOBERNANDO capitulo 5: “creían que la presencia de Cristo había comenzado en 1874, que él había empezado a reinar en el cielo en 1878”

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Una joven testigo de Jehová, en estado crítico en Huesca por rechazar las transfusiones de sangre

Una testigo de Jehová se encuentra en estado crítico ante la imposibilidad de hacerle una transfusión de sangre, ya que así lo expresó en su testamento vital. La joven de 20 años está ingresada en el Hospital San Jorge de Huesca y sufrió una peritonitis tras ser operada tras lo cual se le indujo al coma.

Los sanitarios necesitaron hacerle una transfusión sanguínea inmediata pero, como ella estaba insconsciente, tuvieron que consultar su testamento vital, según informa ‘Heraldo de Aragón‘. Ante el rechazo expreso por sus creencias religiosas, los médicos respetaron su decisión y la paciente se encuentra en estado crítico.

La familia, en un intento por salvar la vida de su hija, recurrió a la Justicia para intentar revocar la decisión de la joven.

Sin embargo, el Juzgado de guardia de Huesca ha sentenciado que se debe respetar la voluntad del paciente, puesto que así lo reconoce la Ley de Autonomía del Paciente. La Fiscalía ha respaldado la decisión del juez y no ha recurrido la causa.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Chile transfusión de sangre a testigo de Jehová

5. Chile: la Justicia ordena transfusión de sangre a una testigo de Jehová en peligro de muerte.

FUENTE: Varios medios

 
 

La Corte de Apelaciones de Santiago de Chile acogió un recurso de protección presentado por la dirección del Complejo Hospitalario San José contra una paciente y sus familiares, quienes se niegan a recibir transfusiones de sangre por ser testigos de Jehová, tal como informa El Ciudadano. En fallo dividido, la Primera Sala del tribunal de alzada acogió la acción cautelar y ordenó brindar toda la asistencia médica y tratamientos, incluidas las transfusiones de sangre, que aseguren la vida e integridad física y psíquica de María José Pino Garrido.

Situación de gran riesgo

La mujer ingresó el 10 de junio de este año en el servicio Urgencias del Hospital San José debido –según se detalla en el fallo de la Corte– “a un cuadro de cefalea súbita, con compromiso de conciencia y hemiparesia derecha”, detectándose en ese momento una “hemorragia intracerebral e hidrocefalia aguda, lo que motivó su ingreso urgente a pabellón para la instalación de drenaje ventricular externo”.

Sin embargo, al momento de realizar su ingreso formal en el recinto asistencial, la mujer aseguró ser testigo de Jehová, lo que quedó registrado en su ficha clínica. De ahí que sus familiares rechazaran la transfusión de glóbulos rojos que el equipo médico les informó que debían realizar a María José.

Ante este escenario el Hospital recurrió a la Justicia, advirtiendo una evolución “compleja” de la paciente, quien presentó “un shock séptico, una infección de catéter venoso y una anemia de carácter aguda y severa”. Actualmente, se añadió, María José Pino “se encuentra en estado grave, afebril, con ventilación mecánica invasiva e hidrocefalia en regresión”.  Un escenario que –según expusieron los facultativos– podría traducirse en graves consecuencias, como la muerte de la paciente o la generación de daños en su cerebro debido a la falta de oxígeno.

Una “manifestación de voluntad expresa”

La resolución en contra de Pino y sus familiares señala que el Hospital San José “no ha hecho más que cumplir con el deber de respetar, promover y proteger los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana, en atención a la principal obligación que le pesa como institución dedicada a mejorar la salud de sus pacientes”.

Respecto a lo sostenido por la familia de la paciente, el tribunal plantea que si bien la ley establece que “toda persona tiene derecho a otorgar o denegar su voluntad para someterse a cualquier procedimiento o tratamiento vinculado a su atención de salud”, igualmente se sostiene que el ejercicio de este derecho “debe ser expreso, esto es, en términos explícitos y directos”. Una “manifestación de voluntad expresa”, agrega la Corte, que en el caso de la mujer testigo de Jehová no se constataría al menos en los antecedentes vistos por la Justicia.

En conclusión, la Corte de Apelaciones de Santiago ordenó al recinto hospitalario “adoptar y aplicar (…) todas las medidas terapéuticas y tratamientos médicos que sean necesarios para proteger y salvaguardar la vida y la integridad física y psíquica de la paciente (…), incluyendo eventuales transfusiones de sangre”.

Defensa de la vida

“El mandato constitucional de asegurar la vida y la integridad física y psíquica de las personas (…) es de carácter absoluto y por ello no puede ser limitado ni aún con la voluntad o anuencia de aquellas personas a quienes está destinada la acción cautelar por la conculcación de ese derecho fundamental”, se señaló en el fallo, tal como informa Bio Bio Chile.

“Debe también tenerse en consideración que no obstante que el inciso primero del artículo 14 de la Ley N° 20.584 prescribe que toda persona tiene derecho a otorgar o denegar su voluntad para someterse a cualquier procedimiento o tratamiento vinculado a su atención de salud, el inciso segundo del mismo precepto agrega que este derecho debe ser ejercido en forma libre, voluntaria, expresa e informada”, se lee también en el fallo.

Publicado en inicio | Deja un comentario

Canadá: dos testigos de Jehová murieron tras el parto por negarse a transfusiones de sangre.

2. Canadá: dos testigos de Jehová murieron tras el parto por negarse a transfusiones de sangre. FUENTE: CBC News  
 

Un forense de Quebec ha descubierto que el rechazo de las transfusiones de sangre desempeñó un papel clave en la muerte de dos testigos de Jehová que fallecieron por complicaciones durante el parto el año pasado, tal como informa CBC News. El Dr. Luc Malouin analizó las muertes de Mirlande Cadet, de 46 años, y Éloïse Dupuis, de 26, después de que murieran en sucesos separados en hospitales de Montreal y la ciudad de Quebec.

Las transfusiones de sangre están prohibidas por la doctrina de los testigos de Jehová, que sostiene que el Antiguo y el Nuevo Testamento les ordenan abstenerse de sangre. La ley de Quebec defiende el derecho de los testigos de Jehová adultos a rechazar sangre siempre que su decisión se considere “libre” e “informada”.

En su informe sobre el caso de Dupuis, Malouin señaló que a veces los médicos y el personal médico se encuentran en situaciones “insostenibles”. “Por un lado, han jurado proteger y salvar la vida humana y, por otro lado, tienen la obligación de respetar la libertad de elección de los pacientes, incluso si saben que, en última instancia, esa elección los matará cuando un simple el tratamiento médico podría evitar esa muerte”.

Prefería morir antes que recibir sangre

Dupuis murió de un fallo orgánico múltiple después de una gran pérdida de sangre en el hospital Hôtel-Dieu de Lévis, cerca de la ciudad de Quebec, el pasado 12 de octubre de 2016, seis días después de dar a luz. Su bebé, un niño, sobrevivió. Malouin dijo que consultó sus expedientes médicos y que desde el comienzo de su embarazo se habían mantenido numerosas conversaciones entre ella y el personal de un centro de maternidad en Saint-Romauld, un suburbio de la ciudad de Quebec, sobre transfusiones de sangre. En cada ocasión, ella reiteró su negativa a recibirlas.

El informe describe al menos 10 ocasiones en las que Dupuis, sus padres o su pareja, actuando de acuerdo con sus deseos, rechazaron las transfusiones de sangre, incluyendo una vez en la que les dijo a los médicos en Hôtel-Dieu que prefería morir antes que recibir una transfusión de sangre. Malouin determinó que lo único que podría haber salvado su vida era recibir una transfusión de sangre. Dupuis se puso de parto el 5 de octubre y se dirigió al centro de maternidad. A su llegada, una vez más declaró que no quería recibir transfusiones de sangre o productos sanguíneos a causa de su fe.

Las complicaciones con la salud del bebé la llevaron a ser trasladada a Hôtel-Dieu, donde finalmente dio a luz. Pero en las horas siguientes surgieron complicaciones, como hemorragias graves que los médicos no pudieron detener, y fue transferida a la unidad de cuidados intensivos.Durante las siguientes horas y días, Dupuis desarrolló anemia severa, problemas de coagulación, frecuencia cardíaca rápida (taquicardia), acidosis láctica y tuvo una histerectomía.

Libertad de elegir

Su compañero, Paul-André Roy, emitió un comunicado recientemente diciendo que Dupuis era una “mujer inteligente con profundas creencias personales”. Dijo que revisó su decisión a lo largo de su embarazo y durante el proceso de parto y optó por seguir rechazando las transfusiones. Su tía Manon Boyer afirmó que Dupuis fue presionada para rechazar el tratamiento por los ancianos (dirigentes locales) de los testigos de Jehová, pero Roy lo negó, diciendo que le proporcionaron información, pero nunca trataron de influir en su decisión. El forense llegó a la misma conclusión, diciendo que no creía que Dupuis se viera obligada a tomar su decisión.

Sin embargo, Boyer dijo que aún está convencida de que su sobrina fue presionada para que rechazara el tratamiento, señalando que durante toda su vida la habían predispuesto contra las transfusiones de sangre. “Estoy de acuerdo con la libertad de religión, pero no a cualquier precio. No al precio de una vida”, dijo. También cuestionó la idea de que Dupuis diera su consentimiento libre e informado debido a la cantidad de dolor y estrés que experimentó en la última semana de su vida.

¿La transfusión fue demasiado tarde?

Cadet, la segunda mujer, falleció el 3 de octubre de 2016 debido a complicaciones tras dar a luz a un bebé sano por cesárea en el Hospital St. Mary’s. Según el informe, ella declaró claramente en la recepción que se negaba a recibir transfusiones de sangre. Después de la operación, sus signos vitales y la cantidad de hemoglobina comenzaron a disminuir. Su esposo reiteró al equipo médico los deseos de Cadet de no recibir sangre. Los padres de Cadet finalmente convencieron a su esposo para que permitiera que la transfusión de sangre siguiera adelante, cosa que se hizo seis horas después de que sus signos vitales comenzaron a disminuir.

“Es imposible para mí determinar específicamente si el tiempo requerido para suministrar los productos sanguíneos tuvo un impacto significativo en la muerte”, dijo Malouin. El estado de salud de Cadet continuó empeorando hasta que murió por un fallo respiratorio en el Centro Hospitalario de la Universidad McGill.

Su hermano, Isaac Cadet, dijo a CBC News poco después de su muerte que dudaba de que su hermana hubiera firmado un documento rechazando una transfusión de sangre. El Código Civil de Quebec estipula que un adulto que está en buen estado de salud y bien informado tiene derecho a aceptar o rechazar un tratamiento médico.

El ministro de Salud, Gaétan Barrette, dijo que los informes del forense muestran que los funcionarios de salud hicieron todo lo posible para ayudar a las dos personas. Sin embargo, no podían sobrepasar los derechos de los pacientes. “Vivimos en una sociedad de libertades y derechos religiosos”, dijo Barrette.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

España: la educación de una hija de católico y testigo de Jehová, en los tribunales.

 

FUENTE: El País

 

  La religión ha convertido la vida de la hija de David y Ángela en una pesadilla, según explica el redactor Javier de Benito en el diario español El País. Aunque en un principio ambos progenitores eran católicos, años después de su divorcio, Ángela se hizo testigo de Jehová, cristianos que basan su creencia en la Biblia y que entre sus comportamientos más polémicos está la prohibición de hacerse transfusiones de sangre, y decidió llevar a la pequeña de nueve años, Elena (nombre ficticio), que vive con ella, a sus reuniones semanales. Ante esta nueva situación, David, guiado por la preocupación y el miedo, decidió denunciar a su ex mujer a principios de este 2017 para evitar que la menor acudiera con su progenitora a estas sesiones. Pero perdió.

La juez decidió que la niña podía acudir a estas reuniones religiosas porque “no ha quedado acreditado que perjudique gravemente la evolución espiritual de la menor”. En la desestimación reconoce que puede “originarle dudas”, pero que en ningún caso sería negativo para Elena convivir con ambas religiones. La madre argumentó durante el juicio que el hecho de que su hija asistiera a estas sesiones no le condicionaba. Y sostuvo que era algo positivo porque cuando la pequeña sea mayor de edad “podrá elegir su religión con mayor pluralidad de conocimiento y que en esos eventos no se realizan actos de fe, sino que estudian la Biblia”.

“En las reuniones dibujo y escucho, hablan sobre Dios”, nos cuenta la niña. “En este tipo de encuentros se leen pasajes del libro sagrado y se habla sobre cómo vivir de acuerdo con las enseñanzas de Jesucristo”, explica por teléfono un miembro de la JW, la congregación de testigos de Jehová. Este colectivo considera que tanto la primera comunión como el bautismo solo se deben realizar a una edad en la que “estén capacitados para decidir, según lo consideren los miembros de la congregación”, agrega.

Días después de esta sentencia, la madre tomó la decisión de prohibir a su hija celebrar la comunión que tenía reservada para el 13 de mayo. Hecho que contradecía la decisión judicial. “Mamá me ha dicho que la has denunciado”, le dijo Elena a su padre al salir del colegio, según afirma David. Ya había elegido el vestido para la comunión. Se había hecho las fotos y tenía organizada la fiesta. “Yo quiero celebrarla, pero no quiero que haya más líos”, explica la niña entre lloros en una grabación aportada por la familia.

A tan sólo unos días del evento, David decidió recurrir de nuevo a los juzgados para pedir que dejasen a su hija realizar la primera comunión. El pasado 11 de mayo, los padres llegaron a un acuerdo para que Elena pudiera celebrar la comunión en una vista convocada de urgencia por la juez.

A pesar de que finalmente la pequeña haría la comunión, David sigue preocupado. “Desde que la niña frecuenta esas reuniones”, explica, “está muy sensible con los temas religiosos”. “Por ejemplo, durante las navidades pasadas, se puso a llorar cuando escuchó un audio satírico sobre el portal de Belén e, incluso, no quiso llevarse a casa de su madre los regalos”, relata. “Y tan solo hace unos día, Elena me pidió un ratón de juguete que vio en una tienda, aunque no paraba de repetir que no me lo había pedido de forma reiterada”, explica el padre preocupado. “Ya no es caprichosa como los demás niños”, continúa.

Ante esta situación de conflicto, Timanfaya Hernández, psicóloga forense de Globaltya Psicólogos, considera que “lo que afecta a Elena es el choque entre los padres. Y crea un conflicto de lealtades, la niña siente que debe elegir entre católicos y testigos, o lo que es lo mismo entre su padre o su madre”, comenta la experta. Para Hernández esta situación puede afectar a la niña “en su desarrollo y en las decisiones que pueda tomar en un futuro”, como con algunas de las más controvertidas creencias de los testigos de Jehová como que no acepten una transfusión de sangre. “La disputa entre los padres puede generar también en la niña problemas de conducta, irritabilidad, dificultad para expresar sus emociones, déficit de atención…”, añade. “Debería haber una mediación en el caso para que la menor no se vea obligada a elegir”, concluye Hernández.

Los testigos de Jehová aseguran seguir los principios de La Biblia. “Para nosotros, el modelo de conducta perfecto es el de Jesucristo, e intentamos seguirlo”, menciona un miembro de la JW, la congregación de testigos de Jehová. Consideran que el catolicismo está impregnado de tradiciones de origen pagano, como por ejemplo el uso de imágenes para la adoración. Respecto al bautismo, creen que solo alguien puede pasar por dicho rito por decisión propia. Son los miembros de la propia congregación los que deciden si un niño es lo suficientemente “maduro” para poder decidir si quiere ser bautizado. Su forma de impartir la palabra de Dios es mediante reuniones. “Hablamos de cómo aplicar los principios del libro sagrado a nuestra vida”, sostiene el testigo. Dos semanales de entre una y dos horas de duración, y tres de mayor envergadura anuales que duran días. Una de sus creencias más controvertidas es que no aceptan donaciones de sangre porque “violan los principios bíblicos”.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Carta de un testigo de Jehová a un anciano

Hola ……   Recientemente he visto el video “Los Testigos de Jehová: Una Historia de fe viva”, y me ha llamado la atención que, a mi entender,  se contradice con otras publicaciones antiguas y asimismo con el  libro “Proclamadores” que también es un libro de historia.

Veamos: en el citado video, aproximadamente a partir del minuto cuarenta,  la voz del comentarista dice que: “en 1914 creían que culminaría este sistema de cosas y la congregación sería llevada al cielo,  es decir,  a casa,  por así decirlo…En vez de ceder al desaliento por lo que no pasó en 1914 los estudiantes de la biblia se concentraron en entender el significado de lo que ocurrió. La guerra mundial y sus secuelas habían sido los acontecimientos estremecedores que Russell había anunciado casi 40 años atrás. Los estudiantes de la biblia fueron comprendiendo que la presencia de Cristo había empezado en 1914”

Aquí notamos dos puntos diferentes: 1- que en vez de centrarse en lo que no pasó en 1914 se centraron en lo que ocurrió (1),   es decir, “la guerra mundial y sus secuelas” y  2- que  “los estudiantes de la biblia fueron comprendiendo que la presencia de Cristo había empezado en 1914“.

Referente al punto uno desearía ayuda para encontrar en alguna publicación antigua lo que, según el DVD,  ocurrió,  es decir, que Russell anunciara “la guerra mundial y sus secuelas”. Lo que sí he encontrado es que Russell sí había profetizado, antes de 1914, como “un hecho establecido firmemente en las escrituras,” según las páginas 98, 99 y 101 de  “The Time is at Hand”, es  lo siguiente: “Dentro de los próximos veintiséis años todos los gobiernos presentes serán derrocados y disueltos… Consideramos una verdad establecida que el FIN DE LOS REINOS DE ESTE MUNDO… (No una guerra mundial) se realizará y tendrá culminación para fines de 1914 … No se sorprendan, pues, si en los capítulos siguientes presentamos pruebas de que el establecimiento del Reino de Dios ya ha comenzado, que está señalado en la profecía para comenzar a ejercer poder en 1878 D.C. y que la  Batalla del gran día del Dios Todopoderoso  (Rev. 16:14) que terminará en 1914 con el completo derrocamiento del presente dominio sobre la tierra, ya ha comenzado»,  y en “ZION´S WATCH TOWER AND HERALD OF CHRIST PRESENCE”  del 15 de Julio 1894,  Russell  predijo exactamente todo lo contrario a una “guerra mundial y sus secuelas”. Allí dice: “Nosotros creemos que éstas son fechas de Dios, no nuestras. Pero recuerden que la fecha de 1914 no es la  fecha del comienzo, sino la fecha del final del tiempo de angustia”.  Evidentemente, según la literatura antigua, el “final del tiempo de angustia” se contradice con las “secuelas” de una “guerra mundial” del actual video “Los Testigos de Jehová: Una Historia de fe viva”. Con razón “Proclamadores”, 61, 62 dice que “esperaban grandes cosas…pero,  por supuesto, no sucedió nada semejante”.    Pregunta: ¿Por qué,  pues,  esperaron grandes cosas y predicaron  por todo el mundo estas doctrinas como la verdad cuando la Biblia no las enseñaba?

En lo que se refiere al punto dos,  + el locutor del video comenta que “se fue comprendiendo que la presencia de Cristo había empezado en 1914” pero no  menciona  ninguna fecha en concreto. En cambio  La Atalaya del 15 de marzo del 2009 página 16 señala al año 1925 como la fecha en que se dieron cuenta  “que la presencia de Cristo como rey celestial había comenzado en 1914”, allí leemos: “La gente en general está bajo el control de Satanás y no se ha mantenido alerta al significado de los sucesos mundiales. En consecuencia, no percibe la presencia de Cristo como Rey entronizado. En cambio, los verdaderos cristianos han estado despiertos y han captado el auténtico significado de lo que ha ocurrido en el siglo pasado.  En 1925, los testigos de Jehová se dieron cuenta de que la primera guerra mundial y los sucesos posteriores evidenciaban que la presencia de Cristo como Rey celestial había comenzado en 1914.”

Pero según “Proclamadores”, pág. 46, 47 y 133 nos da otras fechas: “En 1876Barbour logró convencer a  Russell de que la presencia invisible de Cristo  había comenzado en 1874”; (no en 1914) ¿Hasta cuándo se enseñó esta fecha?  En una nota al pie de página 133  reconoce  que: “En 1943 (no en 1925) se publicó en inglés un entendimiento más claro de la cronología bíblica” en el libro “La verdad os hará libres”, que fue refinado aún más al año siguiente en el libro “El reino se ha acercado”, así como en publicaciones posteriores.”    El libro “La verdad os hará libres” ya no menciona en ninguna parte la fecha de 1874, mas bien en el primer párrafo de la página 324 se lee: “La presencia o parousía del Rey comenzó en 1914”. Por consiguiente, entiendo,  que desde 1876 hasta 1943, se enseñaba que la segunda presencia había ocurrido “con precisión matemática” en 1874(2)   y a partir del año 1943 se cambió la fecha de 1874 por la de 1914.  Si el cambio se hizo antes de 1943 el libro “Proclamadores”  no lo menciona.    (El  libro Profecía, de 1929   pág. 65 y en la edición de 1932 aún continua diciendo:: “La prueba  bíblica es que la segunda presencia del Señor Jesucristo principió en 1874 d.C.”)

La Atalaya del 1 de Diciembre de 1984 página 14 dice: “Por eso, cuando la presencia invisible de Cristo comenzó en 1914, ¡qué felices se sintieron aquellos  cristianos de que se les hubiera hallado vigilando!” (3)

Todo lo expuesto anteriormente plantea contradicciones y preguntas. ¿Cómo es posible que aquellos cristianos se sintieran felices por hallárseles vigilando en 1914 si todos ellos predicaban y enseñaban con “precisión matemática” que ya había venido en 1874, es decir,  40 años antes?  ¿No  significa eso que ellos no estaban vigilando por su venida en 1914?  En el paralelo de Lucas 12:37 Jesús dijo que ellos serían “felices” sólo si ‘al llegar  los hallara vigilando’. Si hasta 1943 no se supo el año de la segunda venida, ¿no significa esto que ni Russell ni Rutherford  nunca lo supieron y por consiguiente no podían estar vigilando?  ¿Cómo es posible que Dios  escogiera a tales hombres como su único medio de comunicación para luego no comunicarles nunca cuando había venido Su Hijo?  No se trata solamente de que no  supieron de la venida en 1914 sino que ambos insistieron que sabían que había ocurrido en 1874 “con precisión matemática”, “con el testimonio de los profetas”, “con la cronología Bíblica”,  “fuera de toda duda”,  de manera “indisputable”,  sin  “la más mínima duda”,  y con “pruebas innegables y concluyentes”. ¿Qué posibilidades hay de que “el Dios de la verdad” hubiera permitido deliberadamente que su “canal de comunicación” informara equivocadamente a todo el mundo acerca de la venida de Su Hijo por  sesenta y siete años?  (1876-1943)

En Mateo 24:23-24, Jesús advirtió a sus seguidores que algunos proclamarían que su presencia había comenzado cuando esto no sería cierto. Dado que durante tanto tiempo ellos proclamaron falsamente que 1874 fue la fecha de la segunda venida de Cristo, ¿Cómo podría Jesús haber ungido a un grupo religioso para representar a Jehová Dios que estaba haciendo exactamente lo que Él había advertido a sus seguidores que no hicieran?  Recordemos que el título de la revista The Watchtower (La Atalaya) incluía las palabras “Heraldo de la Presencia de Cristo).  De acuerdo a lo que se enseña hoy en día, ¿No estaban anunciando desde 1879 hasta 1914 que Cristo estaba presente cuando no lo estaba? Lucas 12:36 dice: “Al llegar él y tocar, le abran al instante.” Pero si él llegó y comenzó a tocar en 1914 y no lo reconocieron sino hasta 1943. ¿No significa  esto que Él hubiera tenido que estar tocando la puerta durante veintinueve años antes de que ellos le abrieran?

El libro VIVIR PARA SIEMPRE, 146: “De modo que la expresión todo ojo lo verá significa que todos entenderán o reconocerán entonces que Cristo está presente.”  Si todo ojo lo ve y todos  entienden y reconocen entonces que está presente ¿Cómo es posible que ellos no vieran, entendieran o reconocieran  entonces,  es decir en 1914,  que Cristo estaba presente?

Recordemos la voz del comentarista del video: “En vez de ceder al desaliento por lo que no pasó en 1914 los estudiantes de la biblia se concentraron en entender el significado de lo que ocurrió. La guerra mundial y sus secuelas habían sido los acontecimientos estremecedores que Russell había anunciado casi 40 años atrás. Los estudiantes de la biblia fueron comprendiendo que la presencia de Cristo había empezado en 1914”;   ¿En qué publicación de “casi 40 años atrás” está escrito este anuncio?  ¿No señalaban  todas las publicaciones de antes de esta fecha como el fin de todos los reinos de la tierra y el fin del tiempo de angustia y no una guerra con sus secuelas?  Respecto a  la segunda venida, en la actualidad se nos enseña al año 1925 como la fecha en que se dieron cuenta  “que la presencia de Cristo como rey celestial había comenzado en 1914”. Si es así ¿por qué  las publicaciones editadas después de 1925 aún continuaban enseñando que “La prueba  bíblica es que la segunda presencia del Señor Jesucristo principió en 1874 d.C.”?  ¿Por qué estas contradicciones? ¿Acaso se está reescribiendo la historia para ocultar la realidad del pasado?

En resumen: A pesar de los “hechos establecidos firmemente por las escrituras” y todo lo enseñado y profetizado según la literatura antigua de antes de 1914, ¿Dónde está predicho “lo que ocurrió. La guerra mundial y sus secuelas”?  ¿Por qué nadie se enteró entonces, en 1914, de la segunda venida?  ¿Por qué todos creían y enseñaban que  había venido en 1874 “con precisión matemática”, “con el testimonio de los profetas”, “con la cronología Bíblica”,  “fuera de toda duda”,  de manera “indisputable”,  sin  “la más mínima duda”,  y con “pruebas innegables y concluyentes”?

En verdad me gustaría encontrar respuestas razonables y creíbles  para  todas estas preguntas y contradicciones.

(1)W15/9/1998: “De igual modo, una profecía hizo que de manera providencial los estudiantes sinceros de la  Biblia del siglo XIX estuvieran  a la expectativa. Estos relacionaron los “siete tiempos” de la profecía de Daniel con “los tiempos de los gentiles” y previeron que Cristo recibiría el poder del Reino en 1914”,

W15/2/2013, 18 afirma lo siguiente: “”Décadas antes, los siervos de Jehová comenzaron a predicar que “los tiempos señalados de las naciones” se acabarían en 1914 y que a partir de entonces el mundo viviría un periodo de conflictos sin precedentes”

Según la literatura antigua no he podido encontrar que Russell profetizara “un periodo de conflictos sin precedentes” a partir de 1914,   ni que  “previeron que Cristo recibiría el poder del Reino en tal fecha”. Me gustaría que alguien me mostrara en que publicación de la Watchtower estaba prevista.

(2)La Hora de la Cosecha 1911 páginas 125, 127,129: “Mientras que los tiempos de las profecías de este modo señalan y armonizan con 1874 como la fecha de la segunda presencia de nuestro Señor, asegurándonos el hecho con precisión matemática.

 La Batalla del Armagedón en inglés, 1913, Pág. 621  “Nuestro Señor, el Rey nombrado, está presente ahora, desde  octubre del 1874, D.C., según el testimonio de los profetas, a aquellos que tienen oídos para oír: y la inauguración formal de su posición real se fecha desde abril de 1878, D.C.”

El arpa de Dios (1921, 1930)  231   La Vuelta de Nuestro Señor,  231  “Aplicando la regla de un día por un año, 1335 años después del 539 nos traen hasta el año de 1874 E. C., a cuyo tiempo, de acuerdo con la Cronología Bíblica, es la fecha para la segunda presencia del Señor”.

W 15/9/1922, 278. “Nadie puede entender apropiadamente la obra de Dios en este tiempo presente si no comprende que desde  1874, es el tiempo del retorno del Señor con poder, ha habido un cambio completo de cómo es que Dios está operando.” 

W 1/11/1922, 332-37 inglés “La profecía bíblica muestra que el señor Jesús estaba destinado a aparecer por segunda vez  en  el año de 1874 con el cumplimiento de la profecía muestra fuera de toda duda que Él si apareció en 1874 y estos datos son indisputables”. (¿Cómo es posible que si Cristo apareció en 1914 no les advirtiera del error que el resto ungido “predicaba en cooperación con los ángeles” del falso retorno en 1874?

  W 1/3/1923, 67.”Las Escrituras muestran que la segunda presencia fue en el 1874… Esta prueba muestra que el Señor ha estado presente desde el 1874

 W1924 1/1, 5  “Ciertamente no hay la más mínima duda en la mente de un verdadero consagrado hijo de Dios que el Señor Jesús está presente y lo ha estado desde el 1874

Libro La Creación, 1927,   Pág. 286,  “Para entender las cosas relacionadas con la segunda presencia del Señor desde 1874 hasta 1914 es preciso tener una mente espiritual,  y el clero de hoy en día no da trazas de tener mucha espiritualidad”  (Como mínimo la fecha de 1874 la he contado 18 veces en todo el libro)

Libro Profecía, de 1929   pág. 65 “La prueba  bíblica es que la segunda presencia del Señor Jesucristo principió en 1874 d.C.”

Reedición de El arpa de Dios de 1930 pág. 231  “Aplicando la regla de un día por un año, 1335 años después del 539 nos traen hasta el año de 1874 E. C., a cuyo tiempo, de acuerdo con la Cronología Bíblica, es la fecha para la segunda presencia del Señor”.

Pág., 232““El tiempo de la segunda presencia se cuenta desde  1874, según lo mostramos”

Pág.235 “Desde 1874 en adelante es la parte final del tiempo del fin. Como ya dijimos, desde esta fecha data la segunda presencia del Señor”… “Fue en el año de 1874, la fecha de la segunda presencia del Señor, cuando se formó la primera organización obrera del mundo”

Pág. 238 “Observamos un maravilloso cumplimiento de estas palabras del Señor como prueba adicional corroborativa  de la segunda presencia del Señor desde 1874 en adelante”

Pág. 242 “La gran tarea de la siega, o sea la proclamación de la segunda presencia del Señor y la junta de los que verdaderamente creen su aparecimiento desde 1874 que es una de las pruebas más innegables y concluyentes de la segunda presencia del Señor.”

Libro Profecía edición de 1932, 72: “La prueba bíblica es al efecto de que la segunda  presencia de Cristo comenzó en 1874. En el folleto titulado la vuelta de Nuestro Señor se trata de esto en detalle”.   O sea que 18 años después de 1914 Rutherford  aún continuaba enseñando que la segunda venida había ocurrido en 1874.

(3) “Anuario” 2011, 13 dice: “El Departamento de Redacción se empeña en usar únicamente información exacta y veraz, hasta en el más mínimo detalle. Gracias a ello, “el esclavo fiel y discreto” puede suministrar de forma consecuente alimento espiritual que honra a Jehová, “el Dios de la verdad”.  La Atalaya, 15 de Febrero de 1988, 4 dice que “solo hombres verídicos pueden representar a Dios”. ¿Por qué pues estas contradicciones?

No hay mensajes seleccionados

Comentario

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

4. El sistema de manipulación en los testigos de Jehová.

4. El sistema de manipulación en los testigos de Jehová. FUENTE: Playground Magazine  
 

Varios ex miembros de los testigos de Jehová de España han denunciado abusos contra su persona, y gran parte de ellos necesitaron tiempo para darse cuenta de que habían sido engañados. Para entender a qué se debe, Playground Magazine ha hablado con un experto en problemáticas sectarias. Escribe el reportaje Alba Losada.

El último ex adepto de los testigos de Jehová que ha protagonizado el espacio en los medios ha sido Juan Bourgon. Porque, como explicó a El Periódico, fue expulsado recientemente del grupo por preguntar acerca de los abusos sexuales cometidos por miembros de la confesión en Estados Unidos. Antes de formular sus denuncias, estas víctimas necesitaron tiempo para darse cuenta de que más que adeptos del grupo religioso, habían sido víctimas de un sistema sectario. Algo que nunca les traería la “salvación”, como se predica desde la misma confesión.

Para entender por qué razón cuesta tanto abandonar la congregación hablamos con el Doctor en Psicología y director de Emaaps (Equipo Mutidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios), Pepe Rodríguez. Muchos adeptos apenas tienen contacto con el mundo real y viven toda su vida encerrados en una “burbuja salvadora” de la cual no quieren salir porque les han inculcado miedo a hacerlo.

“Lo que resulta muy difícil para demasiada gente —dice Rodríguez— es enfrentarse a su vida cotidiana y gestionar de forma mínimamente adecuada sus emociones. Los que quieren salir de una ‘secta’ no son más que una pequeña parte de todos los que lo han intentado previamente”. La poca conexión que tienen con el exterior tampoco les ayuda a abrir los ojos. Las creencias entran por el canal emocional, por lo que las críticas hacia ellas se interpretan como un ataque a la misma persona.

En el caso de tenerlas en cuenta, podrían pensar que toda su vida ha sido un engaño, un fracaso. Algo que provoca que “intentar dialogar o debatir con un fanático sea una misión imposible”. Gran parte de las personas que viven en un grupo tan hermético como los testigos de Jehová únicamente tienen a su familia y a amigos de la congregación. Otra razón por la cual abandonar la confesión les suscita tanto terror, ya que si lo hacen éstos serán los primeros en marginarles. “Tienen prohibido bajo pena de expulsión hablar con un excluido o con quien abandona el grupo”.

Se producirá una desconexión a partir de la cual quedarán solos. Socialmente aislados y sin nada a lo que agarrarse. Algo con lo que, indirectamente, les hacen entender que si salen lo pierden todo. Tampoco pueden utilizar su criterio para analizar o valorar las ideas que les transmiten. El pensamiento individual y el acceso a información ajena al colectivo están totalmente restringidos. Por ello, prácticamente todas las ideas, creencias y parte de sus conductas están mediatizadas por lo que han aprendido en la congregación.

“La anulación o restricción severa de la libertad de pensamiento es una táctica de manipulación sectaria que se aplica en todas las religiones. Pero en un grupo pequeño, como los testigos de Jehová, es más intensa”. Hay muchos que llevan demasiados años o que, incluso, nacieron en la congregación, lo cual ha influido en su personalidad de forma permanente. “En las familias con afiliación a algún tipo de creencia se suele potenciar la rigidez y la subordinación en el carácter de los hijos”. Y esto solo les hace más propensos a tener una fe ciega en un sistema sectario sin ni siquiera ser conscientes de ello.

Es posible salir

Diego Hidalgo fue testigo de Jehová durante muchos años, donde llegó a ser anciano de la secta —líder de una congregación—. Con el tiempo, Hidalgo se dio cuenta de que todo aquello era una falacia. Ahora es director de Liberados, asociación que ofrece consejo a los miembros que quieren abandonar el grupo, y lleva 8 años siendo “desprogramador”. En otras palabras, intentando demostrar a aquellos que quieren salir de la confesión que no todo es verdad. Para ello, les crea dudas razonables y trabajan en ellas hasta que les hace ver que han sido víctimas de una “mentira”.

“Les enfrento a los cambios de doctrina y a las contradicciones que la confesión ha tenido a lo largo de los años y cómo esto ha llegado a ejercer un efecto negativo sobre algún miembro”. Sin embargo, no se trata de una tarea fácil y no siempre lo ha conseguido. “Hay personas que no quieren ver la verdad porque no pueden aceptarlo psicológicamente”. Pero ha habido otros casos en los que su terapia ha funcionado y, de hecho, a lo largo de este tiempo ha conseguido desprogramar a alrededor de 40 personas.

Israel Flórez nació siendo testigo de Jehová. En 1979, cuando solo tenía 5 años, un miembro de la confesión religiosa abusó sexualmente de él. No fue hasta el 2000 cuando tuvo fuerzas para contarlo en la congregación de la Puerta del Ángel de Madrid. Sin embargo, la respuesta que obtuvo no fue la que esperaba: “me dijeron que no contara nada”. Cinco años después se desvinculó por completo: dejó de asistir a las reuniones y de relacionarse con otros miembros. De este modo, abandonó el grupo para siempre. Como la mayoría de los que se han marchado, lo hizo por la puerta de atrás y, prácticamente, sin contar con el apoyo de nadie.

Pero, con el tiempo, empezó a moverse por las redes sociales y se dio cuenta de que no había sido la única víctima. Había otras personas que lidiaban en solitario con las injusticias sufridas y cuando se encontraron se unieron. Así, acabó naciendo el colectivo Abusos TJ, cuyo objetivo es ayudar a las víctimas, ofrecerles ayuda legal y visibilidad en los medios.

Ya son 100 personas las que forman parte de éste y, por el momento, ya han formulado aproximadamente 20 denuncias. Con ello no pretenden destruir a los testigos de Jehová, sólo que cambien sus políticas para que nadie más tenga que sufrir lo mismo que ellos en su día. Ellos han conseguido rescribir su historia, ahora es el turno de todo aquel que quiera vivir su vida fuera de la congregación.

 

Publicado en METODOS DE ADOCTRINAMIENTO Y CONTROL | Deja un comentario

Testigos de Jehova Documental, Religion perversa !!!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

testimonio ex-tj

ex-testigo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario