Dando bandazos sexuales

Dando bandazos sexuales

Hoy vamos a ver como los testigos de Jehová causan daño, pecado y confusión entre sus propias filas.

 El siguiente artículo de la Atalaya, enseña de forma tajante que copular oral o analmente es pecaminoso y prohibido para los cristianos, pudiendo ser incluso expulsados de la congregación si no se arrepienten y dejan estas prácticas. También se dice a las Testigos casadas con personas no pertenecientes a la organización que deben negarse a aceptar este tipo de relaciones. Define como Sodomía y como prácticas contranaturales crasas las prácticas citadas.

 *** w73 15/5 págs. 319-320 Preguntas de los lectores ***

Recientemente se publicó en las noticias una decisión de tribunal que falló que la cópula oral por adultos ya no es punible por ley en cierto estado. Por lo tanto, ¿sería la práctica de esto solo un asunto para conciencia individual si un matrimonio cristiano participara en ello dentro del arreglo matrimonial?—EE. UU.

 Creemos que, aparte de los que han sido adoctrinados con el punto de vista de que ‘en el matrimonio todo se permite,’ la inmensa mayoría de personas normalmente rechazaría como repugnante la práctica de la cópula oral, así como también la cópula anal. Si estas formas de coito no son ‘contrarias a la naturaleza,’ entonces ¿qué es? El hecho de que los que practican tales actos lo hacen por consentimiento mutuo como personas casadas no haría a estos actos naturales o no ‘obscenos.’

 Por eso, la aplicación del término “sodomía” en tiempos modernos a las formas mencionadas de cópula muestra que no somos irrazonables al decir que no solo son “contranaturales” sino que lo son de manera crasa.

 Por lo tanto el que se haya fallado contra alguna ley estatal y se haya declarado ‘legal’ la cópula oral (o similar cópula contranatural) no altera nuestra posición que se basa en la Biblia. (Mio siempre dicen eso, pero como veremos su posición se basó en mandamientos de hombres) En un mundo de moralidad en decadencia podemos esperar que algunos tribunales de ley sucumban en varios grados a la tendencia creciente hacia la perversión sexual, tal como lo han hecho algunos de los clérigos y doctores. (Mio siempre atacando a los clerigos, para acabar diciendo lo mismo que ellos)

 ¿Qué hay si ciertos matrimonios en la congregación en el pasado o aun en tiempos recientes han participado de prácticas como las que se acaban de describir, no comprendiendo hasta ahora lo grave del mal? Entonces pueden pedir perdón de Dios en oración y demostrar su arrepentimiento sincero desistiendo de estos actos contranaturales crasos. (MIO;Arrepentios y no lo hagais más o los ancianos os tendran que expulsar si se enteran del asunto)

Sin embargo, si se les trae a la atención casos futuros de crasa conducta contranatural, como la práctica de la cópula oral o anal, los ancianos deben actuar para tratar de corregir la situación antes que resulte más daño, como lo harían con cualquier otro mal grave.  ….si las personas voluntariosamente demuestran falta de respeto a los arreglos maritales de Jehová Dios, entonces se hace necesario el removerlas de la congregación como “levadura” peligrosa que podría contaminar a otros.

¿Qué hay de las cristianas casadas con incrédulos y cuyos cónyuges insisten en que participen en tales actos crasamente contranaturales? ¿Suministra la declaración hecha por el apóstol de que “la esposa no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposo” base para que ella se someta a estas peticiones? (1 Cor. 7:4) No, porque esta autoridad de esposo solo es relativa. La autoridad de Dios siempre subsiste suprema. (1 Cor. 11:3; Hech. 5:29) (Mio, como vemos claramente segun la wt es Dios el que no permite este tipo de relaciones) … Es cierto que el rehusar participar en actos impíos puede acarrearle penalidad o hasta persecución a la esposa, pero la situación es la misma que si su esposo exigiera que ella participara en alguna forma de idolatría, en el uso incorrecto de la sangre, falta de honradez u otro mal semejante. (Mio; Asi que ya lo sabeis, si haceis esto es como hacer lo otro y Dios os rechazará)

   En el siguiente articulo enseñan que si un cónyuge fuerza a otro a practicar copula oral o anal este podrá divorciarse y casarse con otra persona. Con lo que de esta manera autorizaron a desobedecer a Jesús que dijo que la única base para tal cosa es porneia, y como veremos más adelante ellos reconocen que la copula oral o anal dentro del matrimonio no es porneia.

*** w75 15/4 pág. 255 Preguntas de los lectores ***Preguntas de los lectores

¿Constituyen las prácticas lascivas de parte de una persona casada para con su propio cónyuge base bíblica para que el cónyuge ofendido obtenga un divorcio?

Hay veces cuando las prácticas lascivas dentro del arreglo matrimonial suministrarían base para un divorcio bíblico.

 Así se pone de manifiesto que la “fornicación” es la única base para divorcio. En el griego común en el cual están registradas las palabras de Jesús, el término “fornicación” es porneia, que designa todas las formas de relaciones sexuales inmorales, perversiones y prácticas lascivas como las que se pudieran llevar a cabo en una casa de prostitución, incluyendo copulación oral y anal.

En cuanto a las declaraciones de Jesús acerca de divorcio, no especifican con quién se practica la “fornicación” o porneia. Dejan el asunto abierto. El que se puede considerar correctamente que porneia incluye perversiones dentro del arreglo del matrimonio se ve en el hecho de que el hombre que obliga a su esposa a tener relaciones sexuales contranaturales con él realmente la “prostituye” o “corrompe.” Esto lo hace culpable de porneia, pues el verbo griego relacionado porneuo significa “prostituir, corromper.”

De consiguiente, podrían surgir circunstancias que harían de las prácticas lascivas de una persona casada para con su cónyuge una base bíblica para divorcio. Por ejemplo, una esposa puede hacer lo que razonablemente pueda para impedir que su esposo le imponga perversiones como las que se llevan a cabo en un burdel. Sin embargo, debido a su mayor fuerza, él pudiera sobreponerse a ella y usarla para sexo pervertido. A fin de no ser prostituida de esta manera en otra ocasión, una esposa cristiana quizás decida obtener un divorcio. Ella podría establecer con la congregación que la verdadera razón para esto es porneia y luego proceder a conseguir un divorcio legal sobre cualquier base verídica aceptable a los tribunales del país.

En este artículo se desdicen de todo lo que dijeron y ya nos es porneia. Ahora lo llaman practicas raras, pero ya no son “inmoralidad sexual crasa. Ya no se expulsara a nadie por estas prácticas, pero tampoco se pide perdón por todo el daño causado ni se dice que se hará con los que hayan sido expulsados.Veladamente reconocen que su posición anterior fue dogmatica.

*** w78 15/7 pág. 30 Preguntas de los lectores ***

 Preguntas de los lectores

¿Presenta la Biblia definiciones específicas en cuanto a lo que es moral o inmoral respecto a las relaciones sexuales entre marido y mujer? ¿Es la responsabilidad de los ancianos de la congregación el esforzarse por ejercer control entre los miembros de la congregación en estos asuntos maritales íntimos?

 Hay que reconocer que la Biblia no da reglas ni limitaciones específicas respecto a la manera en que el esposo y la esposa han de participar en las relaciones sexuales. (Mio, esta si es buena, ahora reconocen que la Biblia no dice na de na, pero ¿no decian que ellos hacian esto por lo que la Biblia decia? Esto es lo que pasa cuando alguien se mete a dar interpretaciones privadas de la Biblia)

Las Escrituras no van más allá de estas pautas fundamentales y, por lo tanto, nosotros no podemos ir más allá de aconsejar en armonía con lo que la Biblia sí dice. En el pasado en esta revista han aparecido algunos comentarios con relación a ciertas prácticas sexuales raras dentro del matrimonio, tales como el coito oral, y estas prácticas fueron igualadas con inmoralidad sexual crasa. Con esto como fundamento, se llegó a la conclusión de que los que participaban en tales prácticas sexuales podían ser expulsados si no mostraban arrepentimiento. Se tomó el punto de vista de que estaba dentro de la autoridad de los ancianos de la congregación el investigar y actuar en capacidad judicial con relación a tales prácticas en la relación conyugal.

(Mio, En una palabra de lo que dijimos  nos desdecimos, y a los que nos creyeron más tontos fueron, que apechuguen)

Sin embargo, al continuar examinando cuidadosamente este asunto hemos llegado a la convicción de que, en vista de la ausencia de una clara instrucción bíblica, éstos son asuntos por los cuales la pareja casada misma tiene que llevar la responsabilidad delante de Dios y que estas intimidades maritales no llegan a estar dentro de la esfera de acción de los ancianos de la congregación de modo que éstos deban intentar controlarlas o expulsar con tales asuntos como la única base. (Mio, Quiero llamar la atención a este parrafo, ya que es más importante de lo que a simple vista parece, la frase “en vista de la ausencia de una clara instrucción bíblica” pone de manifiesto que ellos reconocen que han legislado en este asunto más allá de lo que la Biblia concede, y por tanto han ido más allá de las cosas escritas, algo que jamás haria un esclavo fiel y discreto, pero como sabemos no solo en este caso lo han hecho sino que su historia breve está llena de ejemplos parecidos a el que ahora nos ocupa, todos ellos haciendo padecer a los fieles que siguieron sus leyes de hombres)

 Esto simplemente expresa un profundo sentido de la responsabilidad de dejar que las Escrituras gobiernen y retraernos de adoptar una posición dogmática donde la evidencia no parece suministrar suficiente base. (Mio, a buenas horas mangas verdes, ya en 1963 se comtemplo la posibilidad de amonestar al conyuge ofensor si era  delatado, la WT manifestaba desacuerdo con estas practicas llamandolas “inmundas” Pág 222-223) ¿Qué hay si una persona casada alega que ciertas prácticas sexuales de su cónyuge son lo suficientemente crasas como para estar dentro del alcance del término griego porneia como se usa en Mateo 19:9 (“fornicación,” Traducción del Nuevo Mundo)? Como se ha mostrado, las Escrituras no dan información específica que permita decir que ciertas prácticas sexuales dentro del matrimonio quedan positivamente identificadas —o no quedan identificadas— como porneia.

 En este articulo dicen que la copula oral o anal son actos de perversión sexual pero que esto no será base para divorciarse y quedar libre para casarse de nuevo. Y se reconoce que si alguno se divorcio en el pasado se le debe dejar tranquilo, pero no dice que esto fue culpa de ellos sino que más bien casi apunta a los mismos que lo hicieron como los faltos de conocimiento. Dice asi: “No se debe criticar a los que obraron de acuerdo con el conocimiento que tenían entonces”. ¿El conocimiento que tenían entonces? ¿No fueron ellos “El canal de Dios en la tierra, en esclavo fiel y discreto el que les dio este conocimiento? ¿ellos se van de rositas como siempre?

 *** w83 15/7 pág. 31 ¡Honre el arreglo divino del matrimonio! ***

Pero ¿qué hay si uno de los cónyuges quiere o hasta exige que su compañero participe en lo que claramente es una práctica sexual pervertida? Los hechos que se han presentado aquí muestran que porneia encierra conducta sexual ilícita fuera del arreglo matrimonial. Por eso, el que uno de los cónyuges exija que el otro participe en actos de perversión, como cópula oral o anal, dentro del matrimonio no constituiría base bíblica para conseguir un divorcio que librara a cualquiera de los dos cónyuges para volver a casarse.* Aunque el cónyuge creyente se sienta angustiado por la situación, el que esa persona se esfuerce por apegarse a los principios bíblicos resultará en que Jehová la bendiga.

* Esto es una aclaración de lo que apareció en La Atalaya del 15 de abril de 1975, página 255, y 15 de julio de 1978, páginas 30 a 32, y un ajuste en el entendimiento de ello. No se debe criticar a los que obraron de acuerdo con el conocimiento que tenían entonces. Esto tampoco afectaría la posición de alguien que en el pasado haya creído que la conducta sexual pervertida de su cónyuge en el matrimonio constituía porneia y, por lo tanto, obtuvo un divorcio y ahora está casado o casada con otra persona.

Ahora lo más bueno: Mientras permiten a alguien divorciarse por no ceder a actos como el coito oral, no permiten el divorcio si eres victima de infidelidad sexual de tipo homosexual o bestialidad.

Homosexualidad no base para divorcio

*** w72 1/8 pág. 480 Preguntas de los lectores ***

Aunque tanto la homosexualidad como la bestialidad son perversiones repugnantes, ni la una ni la otra rompe el vínculo matrimonial. Solo lo rompen actos que hacen al individuo “una sola carne” con una persona del sexo opuesto que no sea su cónyuge legal.

Quizás, dándose cuenta de hasta donde habían metido la pata, solo 9 meses después rectificaron diciendo que la homosexualidad si era motivo de divorcio Bíblico.

 *** w73 15/5 pág. 318 Preguntas de los lectores ***

¿Significa esto que las relaciones sexuales contranaturales y pervertidas como a las que se entregan los homosexuales están incluidas en el significado de este vocablo que usó el apóstol al registrar las palabras de Jesús? Sí, ése es el caso.

Comprendiendo las palabras de Jesús, por lo tanto, cuando un cónyuge es culpable de inmoralidad sexual tan seria el cónyuge inocente puede divorciarse bíblicamente de esa persona, si él o ella desea hacerlo. El que obtiene un divorcio sobre esta base bíblica también está libre bíblicamente para contraer segundas nupcias, no estando sujeto por ello a un cargo de adulterio.

Esto claramente señala una corrección en el punto de vista que se ha expresado en previas ocasiones en las columnas de esta revista.. 

 A la vista de lo aquí expuesto, veamos si cumplen los requisitos que ellos mismos ponen como imprescindibles para ser religión verdadera:

 Utilicemos sus reglas: ws (La Atalaya) 1/6/01, pag 14 prf 7:

“Lógicamente, para gozar del apoyo de Dios, hay que enseñar solo lo que él revela en su Palabra y rechazar las enseñanzas basadas en la sabiduría o la tradición humanas.”

¿Han enseñado ellos en estos casos solo lo que Dios enseña en su palabra? NO

¿Perjudicaron seriamente a las personas que creyendo en que ellos eran el unico conducto de comunicación en la Tierra entre Dios y el hombre, llegaron incluso al divorcio y como consecuencia al adulterio Biblico cuando se casaron con otra persona? SI

Conclusión: La que ellos mismos dan: “No gozan del apoyo de Dios.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/28/d272699292/htdocs/liberados/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Deja un comentario