¿Por que expulsan a cristianos?

WS 86/01/04, 30-31 se expulsa a cristianos

Preguntas de los lectores

¿Por qué han expulsado (excomulgado) los testigos de Jehová a algunas personas que aún profesan creer en Dios, en la Biblia y en Jesucristo?

Quienes presentan esta objeción, señalan al hecho de que hay muchas organizaciones religiosas que afirman ser cristianas en las que se permiten los puntos de vista disidentes. Y hasta hay algunos clérigos que están en desacuerdo con algunas enseñanzas fundamentales de su iglesia y, sin embargo, siguen teniendo una buena reputación. En prácticamente todas las confesiones religiosas de la cristiandad existe un ala progresista y un ala conservadora entre las que hay un gran desacuerdo en cuanto a la inspiración de las Escrituras.

(Mío, En este primer párrafo intentan condicionar al lector a favor de lo que dirán más tarde y lo hacen al aludir al argumento de que algunos dudan de la inspiración de las escrituras, Centran la cuestión en algo que es una verdad sesgada, ya que los desacuerdos entre unas partes de la iglesia y otras es sobre muchos más temas, dejan de lado lo importante que es la posibilidad de entender de forma diferente algunos pasajes de las mismas sin ir por ello contra lo esencial ni contra la inspiración de las escrituras, la libertad de interpretar según cada cual para sí mismo aquellos asuntos donde la Biblia no habla claramente, en una palabra hacer uso de la libertad que Cristo nos otorgó, en una palabra, SOLO ALLÍ DONDE LA BIBLIA ES CLARA Y CONCISA PODEMOS SER CLAROS Y CONCISOS, DE OTRA MANERA PUEDE QUE ESTEMOS CONDENANDO LO QUE DIOS NO CONDENA, O APROBANDO LO QUE DIOS NO APRUEBA)

No obstante, tales ejemplos no nos dan base para que hagamos lo mismo. ¿Por qué no? Muchas de esas confesiones permiten un amplio margen de divergencias entre el clero y el laicado, porque piensan que no se puede asegurar qué es la verdad bíblica.

(Mío, Presuponen las razones que llevan a otras confesiones a permitir el amplio margen de libertad que otorgan a sus miembros de forma tendenciosa de nuevo, Predisponen al creyente Testigo ya que los testigos creen firmemente tener LA VERDAD, de hecho ellos llaman a su fe “ESTAR EN LA VERDAD” pero como sabemos ellos TAMPOCO SABEN CUAL ES “La verdad” en todo detalle. También en la congregación primitiva habían asuntos en los que cada uno decidía como vivir su fe, nadie puede negar que los cristianos de origen judío siguieron muchas de las costumbres judías, y guardaron el sábado y otras costumbres y fiestas judías, muchos incluso siguieron practicando la circuncisión, en cambio los cristianos gentiles no practicaron estas cosas, los testigos han errado en muchas de sus doctrinas y las han cambiado, eso es evidencia de de que ellos tampoco pueden estar seguros de cuál es la verdad bíblica, claro que ellos son menos humildes, exigen que cada cristiano acepte el entendimiento que impone el cuerpo gobernante en cada momento, comprensión cambiante y doctrinas cambiantes, Jesús no tuvo que dar bandazos en sus enseñanzas como ellos hacen, en cambio los testigos se pasan de autoritarios y golpean a todo el que exprese algo de duda con respecto a sus explicaciones de la Biblia)

 Son como los escribas y fariseos del tiempo de Jesús, quienes eran incapaces de hablar como personas con autoridad, que fue la manera como Jesús enseñó. (Mateo 7:29.) Por otra parte, al grado en que los religiosos crean en el intercambio de fes, se verán obligados a no tomar muy en serio las creencias divergentes.

 (Mío, ¿pueden los testigos de Jehová decir que ellos hablan con autoridad como Jesús cuando han fallado tanto y tan gravemente en bastantes ocasiones? ¿No será más bien que ellos hablan con autoritarismo sin base en las escrituras?)

Pero en las Escrituras no hay base alguna para asumir ese punto de vista. Jesús no hizo causa común con ninguna de las sectas del judaísmo. Los judíos que profesaban tales sectas afirmaban creer en el Dios de la creación y en las Escrituras Hebreas, particularmente en la Ley de Moisés. Aún así, Jesús dijo a sus discípulos: “Guárdense […] de la enseñanza de los fariseos y saduceos”.

(Mío, No deja de ser curioso que hablen de los fariseos y saduceos a los que Cristo criticó precisamente por hacer exactamente lo que hacen los testigos de Jehová a saber: decretar allí donde la Biblia no habla, bastara repasar sus posturas sobre temas como, Fechas, vacunas, trasplantes de órganos, servicio militar sustitutorio, Participar en asuntos como ser parte de una mesa electoral, sangre y fracciones sanguíneas, relaciones sexuales, y un demasiado largo etc.)

(Mateo 16:11, 12; 23:15.) Considere además, con cuanta firmeza expuso el apóstol Pablo el asunto: “Aunque nosotros o un ángel del cielo les declarara como buenas nuevas algo que fuera más allá de lo que nosotros les declaramos como buenas nuevas, sea maldito”. Seguidamente, Pablo subrayó esta declaración por medio de repetirla. (Gálatas 1:8, 9.) (Mío, Si supiesen lo que escriben, no pondrían estos ejemplos, ¿pueden negar los Testigos que ellos en muchísimas ocasiones han declarado como buenas nuevas enseñanzas que han tenido que cambiar cuando se han dado cuenta de que eran erróneas? ¿No han ido más allá de las cosas escritas en infinidad de ocasiones? Luego si aplicamos Gálatas 1:8, ellos son malditos)

La enseñanza de puntos de vista disidentes o divergentes no es compatible con el verdadero cristianismo, ….

 

(Mío, Esta declaración es sencillamente INVENCIÓN, FALACIA, como ya hemos visto,  los cristianos verdaderos del primer siglo estaban unidos en torno a unas verdades sencillas y esenciales, pero había un amplio margen para tomar decisiones sobre muchos temas, véase Romanos cap 14 y comienzos del 15; Gálatas 2:15-21. Los Testigos de Jehová hacen exactamente lo mismo que muchos judíos que tras aceptar a Cristo querían obligar a los gentiles a aceptar las costumbres de la ley, pero ellos en lugar de ley de Moisés ahora sin decirlo dicen la ley del cuerpo gobernante Note sobre esto lo que escribió el fundador de esta organización: C.T. Russell

La iglesia del Dios vivo.

Esta tentativa consistió en hacer que cada miembro reconocido de la Iglesia pensara exactamente igual, en cada detalle pequeño de la doctrina cristiana. Esta tentativa finalmente formó el Papado, donde cada asunto de doctrina fue decidido por los papas y los concilios; y cada hombre que deseó ser considerado como un miembro de la iglesia fue obligado a aceptar tales decisiones totalmente, y profesar que tales decisiones representaron sus creencias y su fe; mientras que ellas no fueron las suyas en ningún sentido, sino aquellas de la adopción. (Mío, Podemos ver que su fundador critica exactamente lo que ahora hacen los Testigos de Jehová)

… como expresó Pablo claramente en 1 Corintios 1:10: “Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo les ruego que se pongan de acuerdo y no estén divididos. Vivan en armonía, pensando y sintiendo de la misma manera” (Versión Popular). En Efesios 4:3-6, Pablo dijo además que los cristianos deberían esforzarse “solícitamente por observar la unidad del espíritu en el vínculo unidor de la paz. Un cuerpo hay, y un espíritu, así como ustedes fueron llamados en la sola esperanza a la cual fueron llamados; un Señor, una fe, un bautismo; un Dios y Padre de todos”.

(Mío, Precisamente pablo dice que busquemos la unidad en torno a un espíritu, una esperanza, una fe, no en torno a unas doctrinas que cambian según les venga bien o convengan ciertos hombres, pensar de una misma manera significa permitir la libertad de cada persona, no esclavizarla en torno a una serie de reglas muy parecidas a las de la ley)

¿Se alcanzaría y mantendría esta unidad si cada uno investigara independientemente en las Escrituras para llegar a sus propias conclusiones y luego enseñarlas a otros? ¡De ningún modo! A este fin, Jehová, mediante Jesucristo, “dio algunos como apóstoles, […] algunos como evangelizadores, algunos como pastores y maestros, […] hasta que todos logremos alcanzar la unidad en la fe y en el conocimiento exacto del Hijo de Dios, a un hombre hecho”. En efecto, con la ayuda de tales ministros, la unidad de la congregación —unidad de enseñanza y servicio— podría y llegaría a ser posible. (Efesios 4:11-13.)

Es evidente que la base para que una persona sea un asociado aprobado entre los testigos de Jehová no consiste únicamente en que él crea en Dios, en la Biblia, en Jesucristo y así sucesivamente.

Tanto el papa de Roma como el arzobispo anglicano de Canterbury profesan esas mismas creencias, sin embargo, los miembros de sus respectivas iglesias son exclusivos, no intercambiables. De la misma manera, el mero hecho de profesar tales creencias básicas no autorizaría a una persona a darse a conocer como testigo de Jehová.

La condición de asociado aprobado entre los testigos de Jehová requiere que uno acepte todo el conjunto de enseñanzas verdaderas que se hallan en la Biblia, aquellas creencias bíblicas que son características de los testigos de Jehová.

Lo que dijo su fundador: C.T. Russell

 

La iglesia del Dios vivo.

Esta tentativa consistió en hacer que cada miembro reconocido de la Iglesia pensara exactamente igual, en cada detalle pequeño de la doctrina cristiana. Esta tentativa finalmente formó el Papado, donde cada asunto de doctrina fue decidido por los papas y los concilios; y cada hombre que deseó ser considerado como un miembro de la iglesia fue obligado a aceptar tales decisiones totalmente, y profesar que tales decisiones representaron sus creencias y su fe; mientras que ellas no fueron las suyas en ningún sentido, sino aquellas de la adopción.

   ¿Qué es esta fe única? La base de ella es declarada por Pablo, así: “primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí [en primer lugar como una verdad o doctrina de fundación, sobre y en armonía con la cual todas las otras doctrinas deben construirse]: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras.” (1 Cor. 15:3,4.) “Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.”  1 Tim. 2:5,6.

  Esto, en pocas palabras, admite el pecado y la impotencia completa; esto reconoce el plan amoroso de Dios para nuestra redención; esto demuestra que la muerte de nuestro Señor fue nuestro precio de rescate; y que el perdón (la justificación), y la reconciliación con Dios, y la restauración de los creyentes, son como resultado de la fe en este Redentor, cuando a su debido tiempo hace que cada uno y todos conozcan aquel lugar. Estas breves declaraciones contienen el Evangelio entero, en el mismo sentido que una bellota contiene un roble. Sin este grano del Evangelio, nunca se puede poseer el Evangelio verdadero; por eso, se debe insistir en esto como prueba del compañerismo cristiano. Se debe recibir esto, más no se recibe el Evangelio. Cuando se recibe, se recibe el Evangelio. Entonces comienza una obra de crecimiento – un desarrollo de este Evangelio- La rapidez del crecimiento puede variar según el temperamento y los alrededores; se puede desarrollar en un brote, en un árbol joven, en un roble robusto sucesivamente, pero la naturaleza de la semilla se relacionará con él en cada etapa de su desarrollo. Así es la fe, la fe verdadera; debe comenzar con una clase de fe de semilla en su totalidad, pase lo que pase con la etapa de desarrollo que puede alcanzar cada uno. Este evangelio reconoce la caída del hombre y su pecaminosidad, y la piedad de Dios y el amor manifestado por la gran obra de Cristo en cuanto a la redención, al perdón y a la restauración final de todos los deseosos y obedientes, pero de nadie más. Todas las teorías, y ellas son muchas, que omiten cualquier de estos artículos son falsas. “Fin de la cita”

Que la gran cuestión ante la que se halla la humanidad es el derecho que Jehová tiene de ejercer su soberanía, razón por la cual él ha permitido la iniquidad por tanto tiempo. (Ezequiel 25:17.) Que Jesucristo tuvo una existencia pre humana y está subordinado a su Padre celestial. (Juan 14:28.) Que hoy, sobre la Tierra, hay un “esclavo fiel y discreto” al que se le ha ‘encargado el cuidado de todos los intereses que Jesús tiene en la Tierra’, un esclavo que está asociado con el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová. (Mateo 24:45-47.) Que el año 1914 marcó el fin de los Tiempos de los Gentiles y el establecimiento del Reino de Dios en los cielos, así como el tiempo para la predicha presencia de Cristo. (Lucas 21:7-24; Revelación 11:15–12:10.) Que solo 144.000 cristianos recibirán el premio de la vida celestial. (Revelación 14:1, 3.) Que el Armagedón, término que se refiere a la batalla del gran día de Dios el Todopoderoso, está cerca. (Revelación 16:14, 16; 19:11-21.) Que este será seguido por el Reinado Milenario de Cristo, el cual restablecerá por toda la Tierra el paraíso. Que quien primeramente disfrutará de ese paraíso será la “gran muchedumbre” de “otras ovejas” de Jesús del día presente. (Juan 10:16; Revelación 7:9-17; 21:3, 4.)

(Mío, De lo arriba enumerado como las verdaderas creencias de los testigos de Jehová ¿Cuántas son verdaderas? Las que he destacado en negritas son más que discutibles, ¿Cuántas que aquí no enumeran son absolutamente obligatorias para los testigos?)

¿Tenemos algún precedente bíblico para asumir una postura tan estricta? ¡Naturalmente! El apóstol Pablo escribió de algunos en su día, de quienes dijo: “Su palabra se esparcirá como gangrena. Himeneo y Fileto son de ese grupo. Estos mismos se han desviado de la verdad, diciendo que la resurrección ya ha sucedido; y están subvirtiendo la fe de algunos”. (2 Timoteo 2:17, 18; véase además Mateo 18:6.) No hay nada en el registro que indique que estos hombres no creían en Dios, en la Biblia y en el sacrificio de Jesús. Sin embargo, respecto a esta enseñanza fundamental —lo que ellos estaban enseñando en cuanto al tiempo de la resurrección— el apóstol Pablo aptamente los calificó de apóstatas, con quienes los cristianos fieles no deberían tener compañerismo. (Mío, De nuevo se lucen con el ejemplo que ponen, califican de apostatas a los que dijeron que la resurrección ya había acontecido, los testigos han enseñado durante su corta historia que Jesús vino en 1874, que la resurrección ya ha acontecido y han asignado diferentes fechas a esta, ¡AQUELLOS ERAN APOSTAS? ¿Qué SON ELLOS ENTONCES?

 Vea el libro proclamadores pag 632: También creían que entonces recibirían su recompensa celestial.(primavera de 1878) Al no realizarse esto, concluyeron que, puesto que los seguidores ungidos de Jesús habrían de gobernar con él en el Reino, en aquel tiempo había empezado la resurrección a la vida espiritual de los que ya dormían en la muerte. De igual modo razonaron que el que Dios dejara de mostrar favor especial al Israel natural en 36 E.C. podría indicar que en 1881 se cerraría la oportunidad especial de formar parte del Israel espiritual.

En pocos renglones dan un monton de fechas y enseñanzas falsas. Enseñanzas que ellos mismos han abandonado por ser falsas.

 

De manera semejante, el apóstol Juan calificó de anticristos a aquellos que no creyeron que Jesús había venido en la carne. Puede que ellos hayan creído en Dios, en las Escrituras Hebreas y en Jesús como Hijo de Dios. Pero en cuanto a esta enseñanza, que Jesús de hecho había venido en la carne, estaban en desacuerdo, y por lo tanto fueron calificados de “anticristo”. Respecto a quienes sostenían tales puntos de vista divergentes, Juan pasó a decir: “Si alguno viene a ustedes y no trae esta enseñanza, nunca lo reciban en casa ni le digan un saludo. Porque el que le dice un saludo es partícipe en sus obras inicuas”. (2 Juan 7, 10, 11.)

Apegándonos a este modelo bíblico, si un cristiano (que afirmara creer en Dios, la Biblia y Jesús) promoviera enseñanzas falsas y no se arrepintiera, sería necesario expulsarlo de la congregación. (Véase Tito 3:10, 11.)… Por lo tanto, a la verdadera congregación cristiana no se le puede acusar con razón de ser severamente dogmática, más bien, valora altamente la unidad que la Palabra de Dios nos anima a alcanzar y trabaja en pro de ella.

(Mío, Lo que son los Testigos de Jehová si son altamente dogmaticos como se ha visto, lo que los señala como falsos cristianos, ya que según ellos mismos afirman la verdadera congregación cristiana no lo es, su pretendida unidad, no es otra cosa que uniformidad, conseguida, a base de imponer sus dogmaticas enseñanzas a sangre y fuego como reconoce este articulo)

La conclusión: Los Testigos de Jehová expulsan a personas cristianas de su organización, porque ellos exigen ciega y muda obediencia al mal llamado esclavo fiel y discreto (ya que ni ha resultado fiel ni discreto), esta conducta por supuesto les traerá la desaprobación del amo y los señala como falsas cristianos.

Las razones que se dan en este artículo no resisten un análisis riguroso ni Bíblico, son absolutamente partidarias y falsas.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/28/d272699292/htdocs/liberados/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Deja un comentario